24 de julio de 2013

Casi todos los líderes latinoamericanos tienen cuentas personales en Twitter que utilizan para hablar entre sí

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La inmensa mayoría de los líderes latinoamericanos tienen cuentas personales en Twitter que utilizan para comunicarse entre ellos, siendo la cuenta de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, la de la líder latinoamericana más seguida en la red social, según el estudio 'Twiplomacy'.

'Twiplomacy' es un estudio que lleva a cabo la empresa de relaciones públicas y comunicación Burson-Marsteller sobre el uso que hacen los líderes mundiales de Twitter. Para este estudio, la empresa ha hecho un seguimiento de 505 cuentas de líderes e instituciones mundiales de 153 países diferentes.

Fernández de Kirchner es la dirigente latinoamericana más seguida en Twitter con 2,1 millones de seguidores y es también una de las más conectadas con otros líderes mundiales. La presidenta argentina publica de media 9,1 tuits al día y su tuit más popular hasta la fecha fue el que publicó para anunciar que iba a ser abuela.

"Máximo, nuestro hijo, va a ser papá ¡Voy a tener un nieto! ¡CFK abuela! Dios te quita ... Dios te da". Este tuit obtuvo 2.349 retuits por parte se sus seguidores.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuenta con 1,2 millones de seguidores aunque no es el político venezolano más seguido del país. Su rival en las pasadas elecciones presidenciales, Henrique Capriles, tiene 2,3 millones de seguidores más, es decir, 3,5 millones de seguidores.

Sin embargo, el político más seguido por los ciudadanos venezolanos sigue siendo el expresidente Hugo Chávez, que falleció el pasado 5 de marzo, con 4,1 millones de seguidores. El último tuit publicado en esta cuenta data del 17 de febrero.

La cuenta de la Presidencia venezolana es una de las más prolíficas de la red social con un media de 40 tuits al día.

Según el estudio, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, "es el perfecto ejemplo de cómo los líderes políticos descubren Twitter durante su campaña electoral para luego abandonar a sus seguidores una vez elegidos".

Su "Aventura en Twitter", tal y como ella la llamó en su primer tuit, comenzó en abril de 2010 y duró hasta diciembre de ese mismo año. Cuando ganó las elecciones, en noviembre de 2010, tenía 200.000 seguidores y en la actualidad tiene cerca de 1,8 millones a pesar de que no publica ni un sólo tuit desde diciembre de 2010.