6 de marzo de 2020

Ucrania.- El Parlamento ucraniano aprueba el cese del fiscal general, respaldado por la comunidad internacional

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general de Ucrania, Ruslan Riaboshapka, ha perdido a última hora de este jueves una moción de censura en el Parlamento que podría desembocar en su cese de un cargo que asumió hace solo seis meses, con el respaldo de la comunidad internacional, para cumplir con su objetivo de reducir los elevados niveles de corrupción en el país.

El cese de Riaboshapka, antiguo empleado de la ONG anticorrupción Transparencia Internacional, debe ser decidido en último término por el presidente del país, Volodimir Zelenski, pero el propio mandatario reconocía hace unos días ante un grupo de empresarios que Riaboshapka debería abandonar el cargo si perdía la moción. El fiscal se despidió del Parlamento con una breve declaración en la que daba por sentada su marcha del cargo.

"No me he convertido en el sirviente de nadie", declaró, en una referencia al partido Sirvientes del Pueblo, impulsor de la moción y para que Zelenski compareció como candidato en las elecciones. "Yo era y soy independiente. Y un fiscal independiente no puede ser intimidado. Solo puede ser despedido. Y me voy, pero me voy para regresar", según declaraciones recogidas por el medio ucraniano NV.

Su salida del cargo sería el último movimiento dentro de la cúpula del poder en Ucrania tras el cambio de Gobierno del pasado miércoles y la declaración de Denys Shmygal, un virtual desconocido, como nuevo primer ministro del país, en un momento especialmente frágil para el presidente Zelenski, a quien la comunidad internacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI) exigen más esfuerzos contra los abusos de poder.

La moción ha sido aprobada con los votos de 263 diputados, la mayoría de ellos pertenecientes a Siervos del Pueblo, quienes han denunciado que Riaboshapka estaba tardando demasiado en sus investigaciones contra la corrupción en el país. El fiscal, por contra, argumentó que era necesario empezar desde cero las pesquisas llevadas a cabo por su predecesor, y recordó que, desde su asunción del cargo, ha destituido a más de 400 fiscales, aproximadamente un tercio de todo su personal.

Zelenski acaba de salir de una situación política enormemente complicada en lo que se refiere a su relación con el juicio político a Trump, cimentado en una llamada en la que el mandatario norteamericano le amenazó con retirarle la ayuda económica si no ordenaba una investigación contra el hijo del exvicepresidente de EEUU y posible rival electoral de Trump en noviembre, Joe Biden. Trump fue exonerado finalmente por el Senado, sin que Riaboshapka pudiera iniciar investigación alguna al respecto.

El cargo de fiscal general está enormemente politizado en Ucrania dado que se trata del principal responsable en la lucha contra la corrupción, uno de los males endémicos de la ex república soviética por la enorme influencia que ejercen los oligarcas. Entre los iniciadores de la moción se encuentran Oleksandr Dubinski, Maxim Buzhanski, Viktor Medvedchuk o Vadim Rabinovich; todos ellos aliados del magnate Ihor Kolomoiski, amigo del presidente.

El vínculo entre ambos ha incomodado profundamente a los aliados occidentales de Ucrania por el efecto que podría tener en el programa de reformas prometido por Zelenski, al frente de un país considerado como la propia Transparencia Internacional como uno de los países más corruptos del mundo.