20 de junio de 2008

UE.- Los 27 proseguirán hoy los debates sobre el Tratado de Lisboa y la subida del precio del petróleo y los alimentos

Los jefes de Estado y de Gobierno esperan que Irlanda presente en la cumbre de octubre propuestas para salir del bloqueo

BRUSELAS, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea proseguirán hoy las discusiones sobre cómo salvar el Tratado de Lisboa tras el 'no' en el referéndum irlandés la semana pasada y sobre cómo responder a la subida de los precios del petróleo y de los alimentos y tratarán de aprobar conclusiones sobre ambas cuestiones.

Durante la primera jornada de la cumbre, los Veintisiete alcanzaron un principio de acuerdo para continuar con el proceso de ratificación del texto y para dar a Irlanda hasta la próxima cumbre de la UE, que se celebrará en octubre bajo presidencia francesa, para presentar una solución al actual bloqueo, según informó el presidente francés, Nicolás Sarkozy al término de la cena de trabajo de los líderes europeos.

Además, el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, consideró "extremadamente difícil" que pueda renegociarse el texto y se mostró convencido de que todos los países que todavía no han ratificado el Tratado de Lisboa, entre ellos España, lo harán en los próximos meses. "Sería completamente inconcebible que un Gobierno firmara un Tratado sin intención de ratificarlo", clamó Barroso.

Respondía así al ser preguntado por la resistencia de República Checa a que en las conclusiones de la cumbre se haga un llamamiento explícito a continuar con las ratificaciones por considerar que ello incrementa indebidamente la presión sobre los Estados miembros. El presidente checo, el euroescéptico Vaclav Klaus, ha dado por muerto el Tratado de Lisboa tras el 'no' irlandés.

El protagonista de la primera jornada de la cumbre fue el primer ministro irlandés, Brian Cowen, que expuso a sus colegas durante la cena de trabajo su análisis sobre las razones del triunfo del 'no' en referéndum. Cowen pidió "dar tiempo a Irlanda para analizar el voto de la semana pasada y explorar opciones". "Es demasiado pronto para que nadie presente propuestas", resaltó.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores irlandés, Micheal Martin, se mostró escéptico sobre la posibilidad de que la solución esté lista en ese plazo. "Ese consejo en octubre es una oportunidad para hacer un informe de progreso pero no habría que esperar que haya soluciones sobre la mesa en octubre", afirmó.

El único que se atrevió a dar un calendario concreto para salir del actual bloqueo fue el presidente de la Eurocámara, Hans-Gert Poettering. "Nuestro objetivo es que el Tratado entre en vigor antes de las elecciones europeas de junio de 2009", señaló. Admitió que se trata de un objetivo "muy ambicioso" pero defendió "buscar soluciones" junto con Irlanda para que sea posible.

IVA SOBRE LOS CARBURANTES

Los jefes de Estado y de Gobierno seguirán debatiendo este viernes la respuesta que debe dar la UE al fuerte aumento de los precios del petróleo y de los alimentos. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, volvió a presentar su propuesta de limitar el IVA de los carburantes para contrarrestar la subida del crudo y aseguró que la Comisión había aceptado estudiar esta medida, algo que no fue confirmado por el presidente del Ejecutivo comunitario.

En las conclusiones provisionales se señala que "deben evitarse las intervenciones políticas, fiscales o no, que causen distorsiones, en la medida en que impiden un ajuste necesario por parte de los agentes económicos".

Los líderes europeos sí que aceptarán ayudas para atenuar las consecuencias de los altos precios del petróleo y de los alimentos en los sectores más pobres de la población, siempre que estén "claramente dirigidas a ellos", se apliquen "en el corto plazo" y no produzcan distorsiones ni efectos de segunda vuelta en salarios y precios.

Por lo que se refiere al precio de los alimentos, los 27 impulsarán el "chequeo médico" de la política agrícola común (PAC) para que la agricultura europea se oriente cada vez más al mercado. También pedirán que se revise cualquier reglamentación restrictiva en el sector minorista y que se vigile la especulación en los mercados de materias primas. Asimismo, apostarán por garantizar la sostenibilidad de la política de biocarburantes y se comprometerán a prestar ayuda alimentaria y a la agricultura para los países más pobres.

En cuanto al encarecimiento del petróleo, los jefes de Estado y de Gobierno reclamarán aumentar la transparencia de las reservas de petróleo de la UE y reforzar el diálogo con los países productores de petróleo y con los países en desarrollo importadores de petróleo. También pedirán que se apruebe un plan de eficiencia energética, que se adopten cuanto antes las propuestas para reducir emisiones y aumentar la cuota de energías renovables, y que se revisen las directivas sobre fiscalidad de la energía.

Por lo que se refiere a las turbulencias financieras, el proyecto de conclusiones constata que "los mercados financieros internacionales muestran signos de estabilización, pero que la situación general sigue siendo de fragilidad", y reclama "seguir observando de cerca la situación".