29 de agosto de 2015

UE avisa de que el cierre de la frontera de Venezuela pone en riesgo la estabilidad

BRUSELAS, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha avisado de que el cierre de la frontera entre Venezuela y Colombia y las devoluciones forzosas de personas subsiguientes "ponen en riesgo la situación humanitaria, la seguridad y la estabilidad en su conjunto en la región frontera" y ha pedido a ambas partes evitar un mayor deterioro y que se respeten los Derechos Humanos en la frontera.

"Una escalada ulterior debe evitarse. Soluciones mutuamente aceptables deben encontrarse en pleno respeto de los Derechos Humanos y garantizar el bienestar de la población local", ha reclamado en un comunicado el Departamento de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini.

"El cierre de la frontera entre Venezuela y Colombia que se ha visto seguido por las devoluciones forzosas ponen en riesgo la situación humanitaria, la seguridad y la estabilidad en su conjunto en la región fronteriza", ha advertido la UE en la nota.

La portavoz de Mogherini, Catherine Ray, ya manifestó el pasado 26 de septiembre la "preocupación" de la UE por la situación en la frontera y "las informaciones de actos violentos en la frontera entre Venezuela y Colombia" y confió en que ambos países cooperarán "de forma efectiva para hacer frente a los actuales desafíos en la zona fronteriza".

La tensión entre Colombia y Venezuela se ha disparado desde el pasado miércoles por al ataque que tres miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) sufrieron por parte de "paramilitares" desde el lado colombiano.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro decretó el estado de excepción en el estado de Táchira el pasado 21 de agosto, dos días después de que tres militares resultasen heridos en un ataque y ha justificado el cierre de la frontera con Colombia para combatir la inseguridad y el contrabando.

Casi 2.000 colombianos residentes en Venezuela han sido deportados en la última semana en el marco de la campaña lanzada por el Gobierno de Nicolás Maduro para barrer de "criminales" extranjeros la nación caribeña.

La tensión ha alcanzado su punto álgido este viernes, cuando ambos gobiernos han llamado a consultas a sus embajadores por la crisis fronteriza.

Los ministros de Exteriores de los países miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) se reunirán el próximo jueves 3 de septiembre en la capital de Ecuador, Quito, para analizar la crisis fronteriza entre Colombia y Venezuela, tal y como solicitó previamente el Gobierno colombiano.