3 de julio de 2007

UE/Brasil.- 'Lula' y Barroso lanzan acuerdo estratégico que podría ser el motor para cerrar el de asociación UE-Mercosur

LISBOA, 3 Jul. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

La Unión Europea y Brasil lanzarán mañana en Lisboa un Acuerdo Estratégico que permitirá reforzar la cooperación en numerosas áreas y puede convertirse en el motor que permita concluir el Acuerdo de Asociación UE-Mercosur.

La I Cumbre UE-Brasil es una de las prioridades --junto con el Tratado, África y la Agenda de Lisboa-- que se ha fijado la Presidencia portuguesa de la UE para este semestre, tal como afirmó el primer ministro luso, José Sócrates, que junto con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, será el anfitrión del jefe del Estado brasileño, Luiz Inácio 'Lula' da Silva.

De esta forma, Portugal "apadrinará" la entrada de Brasil en el restricto grupo de "socios estratégicos" de Europa, integrado a partir de ahora por ocho países, entre ellos Estados Unidos, Rusia y China, con los que los Veintisiete se reúnen anualmente al más alto nivel. La cumbre permitirá que la UE y Brasil inicien un diálogo más abierto en el que estén incluidos los asuntos internacionales, regionales y bilaterales con intereses estratégicos comunes.

Sin embargo, esta situación ha suscitado algún recelo entre el resto de los países que integran Mercosur, que temen el establecimiento de compromisos políticos y comerciales en una base bilateral, sin que ellos estén implicados. Pero esta situación parece estar lejos de producirse, más bien al contrario.

La Comisión Europea y la Presidencia portuguesa consideran que esta cumbre "debe proporcionar la ocasión para expresar la determinación común de concluir el Acuerdo de Asociación UE-Mercosur". También el presidente 'Lula' se expresó en ese sentido. "La iniciativa de institucionalizar el diálogo Brasil-UE al más alto nivel va a abrir nuevos horizontes para las relaciones entre dos socios tradicionales" y "va a permitir una aproximación más consistente entre el bloque europeo y Mercosur", argumentó.

De hecho, las expectativas del Gobierno brasileño, según el Ministerio de Asuntos Exteriores, es que la UE y Mercosur retomen, aún este año y bajo la Presidencia portuguesa, las negociaciones para la creación de un área de libre comercio.

Esta cumbre, en opinión de Durao Barroso, "constituye un paso histórico" en las relaciones de Europa con Brasil y el Acuerdo Estratégico permitirá que "nos consideremos socios mundiales" y que aumente el nivel de cooperación en una gran variedad de dominios de interés común.

Por su parte, el primer ministro luso, que incluyó esta cumbre entre las cuatro prioridades de la Presidencia portuguesa, consideró que este acuerdo "dará una nueva coherencia a las relaciones que Europa tiene con las nuevas naciones emergentes", una vez que ya tiene acuerdos estratégicos con India o China.

LA COOPERACIÓN

El debate sobre la constitución del Acuerdo Estratégico girará en torno a las propuestas presentadas por la Comisión el pasado 30 de mayo, y también por Brasil, que abarcan un vasto espectro de sectores y actividades que tienen como principal objetivo reforzar la cooperación y desarrollar un diálogo más profundo y reforzado con Brasil que permita apoyar la conclusión de un Acuerdo de Asociación con Mercosur.

Las área prioritarias de acción incluyen el refuerzo del multilateralismo con el objetivo de poder trabajar de forma conjunta en un sistema de Naciones Unidas más eficaz y en la promoción de los Derechos Humanos. La Comisión propone una cooperación estrecha en relación a los desafíos globales, como la pobreza y las desigualdades, cuestiones ambientales, en particular las alteraciones climáticas, florestas, gestión de los recursos hídricos y la biodiversidad.

Pero también aspectos como la energía, el refuerzo de la estabilidad y la prosperidad en América Latina y la cooperación para la integración regional con Mercosur. Además, teniendo en cuenta que Brasil es el mayor mercado de la UE en América Latina, Bruselas quiere tratar cuestiones relacionadas con el comercio y la inversión de relevancia bilateral específica que complementen las discusiones UE-Mercosur.

También sugiere reforzar y cooperar en sectores y áreas de interés mutuo, como las cuestiones económicas y financieras, la sociedad de la información, los transportes aéreos, marítimos, la ciencia y la tecnología, la navegación por satélite, las cuestiones sociales y el desarrollo regional.

EL PESO POLÍTICO

La Unión Europea estará representada, además de por Durao Barroso y Sócrates, por el Alto Representante para las Relaciones Externas de la UE, Javier Solana, la Comisaria europea para las relaciones Externas, Benita Ferrero-Waldener, el Comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, y el ministro portugués de Exteriores, Luis Amado.

Por su parte, la comitiva brasileña está encabezada por 'Lula' da Silva que viaja a Lisboa acompañado del ministro de Exteriores, Celso Amorin, de la Casa Civil, Dilma Roussef, y de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Miguel Jorge. Así como el presidente del Banco Nacional de Desarrollo, Luciano Coutinho.

A la cena de clausura, ofrecida por el presidente portugués, Aníbal Cavaco Silva, asistirán también el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, el primer ministro esloveno, Janez Jansa, que asumirá la Presidencia de la UE en el primer semestre de 2008, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que presidirá el Consejo en el segundo semestre, el primer ministro de Italia, Romano Prodi, así como un representante del Gobierno alemán, que acaba de pasar el testigo de la Presidencia a Portugal.

En paralelo a esta cumbre se celebra, también en Lisboa, la primera "cúpula empresarial UE-Brasil", en la que participarán Sócrates y 'Lula' da Silva.