14 de noviembre de 2019

UE.- El candidato a comisario de Hungría no pasa su primer examen ante la Eurocámara y deberá dar más explicaciones

BRUSELAS, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El candidato a comisario húngaro Olivier Varhelyi, no ha pasado su examen en la Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara para evaluar su idoneidad para ocupar la cartera de Ampliación y Vecindad y deberá dar más explicaciones a los eurodiputados, han informado a Europa Press distintas fuentes parlamentarias.

Los grupos socialista y los liberales de Renew han reclamado que el candidato responda a más preguntas por escrito, mientras que los Verdes ya avanzaron que votarían en contra y el grupo de la Izquierda Unitaria Europa también le "rechazan", según varias fuentes consultadas.

"El nuevo candidato de Fidesz propuesto a la Comisión, Varhelyi no ha aprobado su audiencia en el Parlamento Europeo con 30 votos a favor y 48 en contra. El próximo paso será preguntas por escrito. Necesitamos más compromisos acordes con la cartera propuesta", ha asegurado la eurodiputada de Renew húngara, Anna Julia Donáth, a través de su cuenta de Twitter.

"Tendrá preguntas parlamentarias (adicionales) para el lunes", han confirmado a Europa Press otras fuentes parlamentarias, que han confirmado que el grupo de los Socialistas y Demócratas (S&D) y Renew han reclamado que dé más aclaraciones por escrito.

La eurodiputada verde holandesa Tineke Strik ha avanzado que "los verdes europeos no pueden estar de acuerdo con un candidato a comisario europeo que es responsable de evaluar el Estado de Derecho (en los países candidatos a la UE), pero no reconoce que (el primer ministro húngaro Viktor) Orban está erosionándolo en Hungría".

Varhelyi, hasta ahora embajador de Hungría ante la UE, se ha tenido que enfrentar a numerosas críticas durante su examen este jueves desde las filas del grupo de los Socialistas y Demócratas, pero también desde los Verdes, la Izquierda Unitaria y del partido de ultraderecha húngaro de Jobbik, que han puesto en duda su lealtad con el proyecto europeo y su capacidad de defender el Estado de Derecho y los valores fundamentales en los países candidatos a entrar en la UE.

El motivo principal es que la Comisión Europea ha abierto un expediente a Hungría por poner en riesgo el Estado de Derecho a la luz del artículo 7 del Tratado, pero también por las conexiones de Hungría con los presidentes ruso, Vladimir Putin, y turco, Recep Tayyip Erdogan.

El candidato húngaro se defendió de las críticas asegurando que no aceptará órdenes de Orban, quien le ha propuesto para el cargo, y sólo defendería "únicamente" la posición europea, al tiempo que recordó que no le competerá "evaluar lo que hace Hungría" en materia de Estado de Derecho sino a la vicepresidenta encargada de Valores y Transparencia, Vera Jourová, y al comisario belga de Justicia, Didier Reynders.

También prometió que "los principios fundamentales son lo primero" en el proceso de ampliación y por tanto si los candidatos no progresan o retroceden en materia de Estado de Derecho y la independencia judicial "las negociaciones se pueden paralizar" y "la asistencia financiera se puede suspender".

El eurodiputado de Jobbik Marton Gyngysi también ha denunciado que "Fidesz lleva nueve años violando el Estado de Derecho" y le ha reclamado dar "garantías" de que podrá "trabajar de manera independiente, sin defender los intereses de la oligarquía de Fidesz" y que defenderá "siempre" el interés de la UE.

La Eurocámara rechazó al primer candidato de Orban, el conservador húngaro László Trócsányi, por considerar que había un conflicto de intereses en su declaración de bienes por su actividad en un despacho de abogados mientras era ministro de Justicia.