19 de noviembre de 2007

UE.- La CE y el BID se comprometen a colaborar para reducir la pobreza en América Latina y fomentar la energía renovable

BRUSELAS, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se comprometieron hoy a estrechar su colaboración en la reducción de la pobreza en América Latina y a fomentar la integración regional del subcontinente por medio de la firma de un memorando de entendimiento que también apuesta por promover la producción de energías renovables, un área en el que los países latinoamericanos tienen un importante potencial.

El documento es la actualización de uno primero, firmado en el año 2002, y este lunes fue rubricado en la sede del Ejecutivo comunitario por los comisarios de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Wadlner, y de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, y por el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

Antes de que a este convenio se le den contenidos y acciones concretas, Ferrero-Waldner indicó que con él "nuestra intención es reforzar nuestra coordinación en temas tan importantes como la cohesión social, la lucha contra la pobreza y el fomento de las energías renovables, así como la integración regional en América Latina".

Por lo que respecta a las energías renovables, Almunia consideró que éstas constituyen una nueva oportunidad de desarrollo de la economía latinoamericana, que ella de por sí está experimentando "un crecimiento igual que la economía mundial, que está creciendo de media bastante más que las economías europeas".

En este sentido, el comisario español esperó que la producción de biocombustibles y otras fuentes de energías limpias "presten una base sólida para reducir las desigualdades y aumentar las oportunidades de sus ciudadanos". Precisó que particularmente en el sector de las energías renovables "América Latina es líder", de manera especial Brasil.

Además de los objetivos más llamativos, como el de la UE de emplear un 20% de energías renovables en 2020, Almunia destacó la importancia de prestar atención a otros como "incentivar el uso de las energías o los canales por los que los países productores de América Latina de fuentes de energía renovable pueden tener una participación más activa en nuestro mercado". A la inversa, también habrá que analizar cómo ponerlos en contacto con los inversores europeos.

El presidente del BID también destacó la evolución de la economía en América Latina, que después de "tantas revoluciones industriales en los últimos 50 años", por fin va a poder beneficiarse de "la de las energías renovables".

Según Moreno, la "situación de los precios del petróleo en su precio más alto y la mayor conciencia en mundo del significado del cambio climático", hace que haya un mayor interés por las energías renovables, donde "América Latina está tomando una posición de liderazgo".

Destacó también los "esfuerzos" que han realizado en los últimos años los países de la región para reducir la pobreza, donde se empiezan a ver progresos, puesto que de la cifra de alrededor de 200 millones de personas en extrema pobreza, Moreno subrayó que hoy se puede hablar de "alrededor de 190 millones".