24 de julio de 2007

UE.- Chile se queja de que España rechaza arbitrariamente la entrada de sus ciudadanos, tema que planteará a Moratinos

BRUSELAS, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores chileno, Alejandro Foxley, reclamó hoy en Bruselas que el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y el país andino incorpore de manera explícita el libre movimiento de personas y que los Estados miembros no puedan aplicar "normas arbitrarias" al rechazar la entrada de sus nacionales.

Foxley se quejó, en concreto, de que España envía de vuelta a Chile a sus ciudadanos sin "ningún motivo" y adelantó que abordará este asunto con su colega, Miguel Angel Moratinos, en cuanto tenga oportunidad.

"Cuando tenemos historias en la televisión en Chile de personas que son rechadas y enviadas de vuelta en el mismo vuelo en que llegaron sin haber ningún motivo, que vienen a veces en tránsito a países de la UE como turistas y, cuando eso se empieza a hacer más numeroso en cuanto a la cantidad de personas que sufren este trato discriminatorio, se genera una mala imagen pública de un acuerdo que está funcionando muy bien en todos los planos y que debería, en la fase siguiente, tener un acuerdo explícito de un libre flujo de personas", argumentó Foxley.

"Por eso hemos planteado el tema hoy día y, sin duda, lo voy a plantear al canciller Moratinos cuando tengamos oportundidad de conversar", declaró a la prensa el ministro, que participó hoy en la capital comunitaria en la III reunión del Consejo de Asociación UE-Chile.

Asimismo, agregó que su intención no era profundizar hoy en este asunto pero sí plantear la "inquietud", porque Chile espera que las autoridades de la UE hagan ver a los países miembros que para un país que tiene un Acuerdo de Asociación que funciona "de forma extraordinariamente positiva, el lado del flujo de personas, el lado humano de este acuerdo debería reflejar lo positivo que está ocurriendo en otros planos".