3 de mayo de 2006

UE/Cuba.- Marta Beatriz Roque denuncia el aumento de la represión y pide a la UE una política más dura hacia La Habana

Un grupo de exiliados denuncian en el PE que la política comunitaria hacia la isla ha sido "un gran fracaso"

BRUSELAS, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La disidente cubana Marta Beatriz Roque denunció hoy el recrudecimiento de la represión orquestada por el Gobierno cubano contra los opositores y pidió a la Unión Europea (UE) que en la evaluación anual de su política hacia la isla tenga en cuenta "qué sucederá al pueblo cubano si sigue apoyando la política de hostigamiento" y fije una posición que dé la espalda al Gobierno de Fidel Castro.

Roque es una de las cabezas más visibles de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil en Cuba y el pasado 25 de abril denunció haber sido golpeada por fuerzas policiales del Gobierno cubano.

Este miércoles advirtió de las cautelas que debe tener la UE a la hora de revisar su posición común hacia Cuba durante la intervención telefónica desde La Habana que hizo en la rueda de prensa que celebraron un grupo de exiliados y ex prisioneros políticos, miembros de grupos como Madres y Mujeres ante la Represión por Cuba y de las Damas de Blanco, junto al eurodiputado británico conservador Charles Tannock.

Roque indicó que la UE debe "pensar mucho en qué paso se va a dar en junio", cuando revise la posición común justo un año después de que los Estados miembros decidiesen suspender las sanciones diplomáticas que se habían impuesto a Cuba después de la oleada de detenciones de marzo de 2003.

Los ministros europeos de Asuntos Exteriores acordaron el año pasado suspender las sanciones diplomáticas y establecer un "diálogo crítico" con las autoridades cubanas sin abandonar sus contactos con la disidencia dentro de la isla. En opinión de Roque, este giro europeo "ha envalentonado al Gobierno cubano".

"El Gobierno se siente fuerte con respecto al apoyo que puede tener por la UE", dijo y agregó que la revisión del próximo mes de junio "es un paso muy delicado, que tiene que ser pensando en lo que sucederá al pueblo cubano si se sigue apoyando la política de hostigamiento". En su opinión, el Gobierno de Fidel Castro interpretó el fin de las sanciones "como que puede hacer lo que quiere".

Por su parte, la presidente de Madres y Mujeres ante la Represión en Cuba, Sylvia Iriondo, agregó que "la política de diálogo con Cuba ha sido un gran fracaso, ha servido para fortalecer el régimen castrista y para permitirle reforzar la represión".

"Queremos que la UE reevalúe su posición en junio", agregó Iriarte que mantuvo que cuanto más "se flexibilicen las medidas" más se incrementará la represión que ella y otros exiliados denunciaron hoy en el Parlamento Europeo.

En su opinión, la UE debería "volver la mirada hacia la isla, a los hombres y mujeres que luchan por la libertad", algo para lo que "la única manera es colocarse al lado del pueblo y dar la espalda al Gobierno", aseguró.

APOYO DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

La líder de la Plataforma para Promover la Sociedad Civil en Cuba relató que fue golpeada por fuerzas policiales en su casa "y no pasa nada". Por eso, pidió que "la comunidad internacional haga una mirada hacia el pueblo de Cuba, que tenga una mirada de apoyo para todos los que estamos sufriendo aquí".

Aseguró que su caso no es el único y relató como las personas en Cuba "reciben golpes, humillaciones, violación de sus derechos civiles, de su privacidad, con la mirada y la aprobación del Gobioerno".

"No hay derecho a protestar, no hay ningún lugar donde acudir, las personas están atadas de pies y manos, no pueden hacer nada. Es una situación de impotencia total", lamentó Roque.

Por este motivo, afirmó que "es muy importante que la comunidad internacional conozca que los cubanos en estos momentos corremos gran riesgo. El totalitarismo en la isla se ha ido recrudeciendo a partir de la creación de las brigadas de reacción rápida" por parte del Gobierno, agregó.