12 de junio de 2006

UE/Cuba.- La UE reprocha a Cuba el deterioro de los Derechos Humanos pero mantiene su política de diálogo

La República Checa sostiene que la "política blanda" hacia Cuba no da ningún fruto

LUXEMBURGO, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea reprocharon hoy a Cuba el deterioro que ha experimentado en el último año la situación de los Derechos Humanos en la isla, el aumento de prisioneros políticos y los actos de acoso contra la población, pero aún así acordaron mantener en suspenso las sanciones contra el régimen de Fidel Castro y seguir con la política de diálogo, reclamando "progresos concretos" en el respeto de los derechos fundamentales.

Por lo tanto, los Veinticinco renovaron la llamada posición común de la UE, adoptada en 1996, que pide a Cuba "fomentar un proceso de transición pacífica hacia la democracia pluralista y el respeto de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, así como una recuperación económica sostenible".

Los ministros reafirman la importancia y validez de los objetivos de la posición común y reiteran que las bases políticas de la Unión Europea hacia Cuba siguen siendo un "compromiso constructivo y un diálogo crítico".

La decisión se tomó prácticamente sin debate, frente a la tensa negociación que tuvo lugar en junio pasado, porque había que decidir si la UE mantenían o no las sanciones decretadas tras la oleada de detenciones practicadas por las autoridades cubanas en 2003. España capitaneó el grupo de Estados miembros favorables a eliminar el castigo y retomar los contactos oficiales con La Habana.

La intervención más dura corrió a cargo del ministro de Asuntos Exteriores de la República Checa, Cyril Svoboda, que señaló que la "política blanda" de la UE hacia Cuba "no ha traído ningún buen fruto" y pidió a los Veinticinco que se doten de una estrategia a medio y a largo plazo para Cuba "tras la muerte o dimisión de Castro".

En la declaración aprobada por los ministros, la UE recuerda que utilizará "todos los recursos disponibles" para seguir apoyando a todos los sectores de cara a lograr un cambio pacífico en Cuba.

Además, lamenta el deterioro de la situación de los Derechos Humanos en Cuba desde junio de 2005 y sostiene que el número de prisioneros políticos en la isla se ha incrementado en el último año, según las organizaciones cubanas de Derechos Humanos, que han aportado más de 330 documentados, incluidos numerosos detenidos sin pruebas ni juicios desde 2005, a lo que hay que sumar cientos de jóvenes cubanos detenidos y condenado por la acusación de "propensión a cometer un delito" que figura en el Código Penal.

Por ello, se urge al Gobierno cubano a poner en libertad "incondicionalmente" a todos los prisioneros políticos, incluido el grupo de 75 detenidos y condenados en 2003.

COMPLICIDAD POLICIAL

También admite una preocupación especial por el hecho de que desde julio de 2005 se hayan producido docenas de actos de acoso e intimidación e incluso de repudio con la complicidad de la policía y las fuerzas de seguridad.

"En ningún caso están las autoridades cubanas cumpliendo con su obligación de proteger a todos los ciudadanos", señalan las conclusiones del Consejo, que reclama al Gobierno cubano tomar "de manera inmediata" medidas para detener este tipo de acciones y evitar que se repitan en el futuro.

Condena también otros actos que suponen una restricción a los derechos civiles y políticos fundamentales garantizados por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y otros convenios internacionales firmados por Cuba en tanto que miembro de Naciones Unidas.

En este sentido, se recuerda a La Habana la responsabilidad que tiene a la hora de garantizar el libre acceso a la información, la libertad de expresión, asamblea y privacidad y a procesos legales justos. También indica que la UE seguirá de cerca las políticas relacionadas con los derechos humanos.

Además, el Consejo expresa su preocupación por el retroceso en las reformas encaminadas hacia una apertura económica y lamenta las restricciones que reducen el espacio para la iniciativa privada.

En todo caso, la UE se muestra dispuesta a seguir apoyando la cooperación y los proyectos destinados a lograr crecimiento económico y una mejora de la calidad de vida de la población cubana.

En definitiva, la UE saluda la reanudación del diálogo político con Cuba pero reclama al Gobierno de La Habana mostrar su compromiso con este diálogo haciendo "progresos concretos" en la cuestión de los Derechos Humanos.