2 de septiembre de 2019

UE.- La ESMA publica las pautas de los test de estrés para fondos de inversión en 2020

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) ha publicado este lunes las directrices definitivas para los test de estrés de liquidez a los que deberán someterse los fondos de inversión, incluyendo fondos de inversión alternativa (AIF) y organismos para la inversión colectiva en valores mobiliarios (UCITS), y que serán aplicables desde el 30 de septiembre de 2020.

De este modo, los gestores de fondos tendrán que evaluar los activos y pasivos bajo su gestión, incluyendo las solicitudes de reembolso por parte de los inversores, que representan la causa más común y la mayor fuente de riesgo de liquidez y podrían llegar a afectar a la estabilidad financiera.

"Los gestores de AIF y UCITS deben estar al tanto de los riesgos de liquidez de los fondos que gestionan y usar los test de estrés como herramienta para mitigarlo", señala la CNMV europea, para la que los fondos de la UE necesitan evaluar regularmente la resiliencia de sus fondos a diferentes tipos de riesgos de mercado, incluidos los riesgos de liquidez.

Los gestores de fondos deberán aplicar un conjunto integral de pautas al diseñar los escenarios, las políticas y la frecuencia de las pruebas de estrés de liquidez para los fondos que administran, apunta la ESMA, subrayando que sus directrices recomiendan a los administradores notificar a las autoridades nacionales competentes los riesgos materiales y las medidas tomadas para abordarlos.

En sus recomendaciones, la ESMA señala que estas pruebas de esfuerzo sobre la liquidez de los fondos deberían llevarse a cabo "al menos anualmente" y, cuando corresponda, en todas las etapas del ciclo de vida de un fondo, aunque la determinación de una frecuencia más alta o más baja debe basarse sobre las características del fondo.

Asimismo, el documento añade que en la elaboración de las pruebas deberán emplearse escenarios hipotéticos e históricos, advirtiendo de que no debe dependerse demasiado de los datos históricos, ya que las futuras tensiones pueden diferir de las anteriores.

"Los requisitos comunes permitirán la convergencia en la forma en que las autoridades nacionales competentes supervisan las pruebas de estrés de liquidez en toda la UE", apunta la ESMA.

Durante el periodo de consultas, que permaneció abierto entre el 5 de febrero y el 1 de abril de 2019, la ESMA recibió una treintena de respuestas, principalmente procedentes de firmas financieras y asociaciones del sector de gestión de fondos.