18 de febrero de 2020

UE.- Francia confía en que Bruselas permita a Alstom comprar el negocio de trenes de Bombardier

BRUSELAS, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, ha mostrado este martes su confianza en que la Unión Europea permita la compra de la división de trenes de Bombardier por parte de Alstom y no vete la operación como hizo en el caso de la fusión entre el grupo francés de infraestructuras y transporte y el grupo industrial alemán Siemens.

Preguntado por si espera un desenlace distinto en este caso tras el análisis de las autoridades comunitarias, Le Maire ha asegurado que así lo espera y ha defendido que este acuerdo es una "excelente noticia" para el sector ferroviario europeo y para la industria comunitaria en general.

"Demuestra que somos capaces de unir gigantes ferroviarios y constituir gigantes industriales europeos que puedan resistir la competencia extranjera", ha remarcado, para después añadir que es necesario "unir las fuerzas" en el sector ferroviario europeo para poder competir en un sector "muy poderosas" procedentes de China o Estados Unidos.

Le Maire ha recordado que Alstom y Bombardier deben comunicar ahora al Ejecutivo comunitario su proyecto y ha asegurado trasladará a la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, con quien se reúne este mismo martes, "hasta qué punto es bueno para la UE tener campeones industriales sólidos y competidores" como la entidad resultante del acuerdo entre estas dos compañías.

La danesa era también la responsable de Competencia de la anterior Comisión Europea que vetó la fusión entre Alstom y Siemens tras concluir que dicha operación habría dañado la competencia en los mercados de señalización ferroviaria y de alta velocidad.

Un año después, el ministro galo ha asegurado que tanto Vestager como "la mayoría" de los Estados miembros han modificado su posición en el debate sobre la necesidad de "adaptar las reglas de competencia a la realidad mundial".

"Necesitamos campeones industriales y digitales europeos", ha expresado Le Maire, con el objetivo de "defender" los intereses y la soberanía europea. "No se trata de fragilizar las normas, sino de adaptar el Derecho de la Competencia a la realidad", ha reivindicado.