20 de junio de 2008

UE.-El Gobierno hará "un esfuerzo diplomático" para explicar a los países críticos la nueva norma europea de inmigración

De la Vega niega un viraje en la política de inmigración aunque reconoce "algunos ajustes" determinados por la situación económica

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno tendrá que hacer "un esfuerzo diplomático de información" para explicar la directiva europea de retorno de inmigrantes a los países iberoamericanos que, como Venezuela, han manifestado su disconformidad con la norma.

Según explicó la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, "lo primero que hay que hacer es dar más información", porque el Gobierno está "absolutamente seguro" de que la política de inmigración europea y "sobre todo, la política española" en la materia "va a seguir siendo apoyada y compartida" por los países iberoamericanos.

De hecho, prosiguió, "alguna de las iniciativas que ahora estamos anunciando, como el plan de retorno voluntario de inmigrantes, la abordamos como experiencia piloto con un país iberoamericano: Ecuador, y es compartida por ese y otros países". "Lo que hace falta es una mayor información sobre la concrección y en qué se traducen todas esas políticas", sentenció.

En este sentido, reiteró la posición del Ejecutivo sobre la norma europea, que "establece un marco de garantías mínimas, permite que países que no tenían ninguna garantía, la tengan y que no es aplicable a España" porque cuenta con una ley "que garantiza los derechos de los inmigrantes".

"Habrá que seguir avanzando, estamos construyendo la UE en determinadas políticas y espero que entre todos promovamos una inmigración legal y ordenada", explicó la vicepresidenta, tras incidir en que "España ha avanzado más y es más garantista" que sus vecinos europeos y comprometer que el Gobierno "no va a renunciar" a esas garantías mientras va a "intentar que se extiendan y se sigan implantando en otros países".

Para ello están trabajando los eurodiputados socialistas que, según De la Vega, no tienen discrepancias entre sí y respaldaron la directiva pese a no contar con sus enmiendas porque "son responsables y saben lo que cuesta construir una política común y la importancia que tiene dar un paso" como esta norma. Sin embargo, apostilló, seguirán trabajando para que Europa "por encima de todo, respete los Derechos Humanos".

A partir de ahí, tendrá que haber "una política de inmigración adecuada a la Unión Europea de hoy y a su mercado laboral y para eso, tendremos que hacer lo que estamos haciendo y, además, cooperar con los países de origen, que es en lo que están trabajando nuestros parlamentarios con la Comisión Europea", explicó la vicepresidenta, que puso como ejemplo la subvención "importante" que la institución concedió ayer a España para la creación de escuelas taller en Senegal.

PEQUEÑOS "AJUSTES"

La vicepresidenta también abordó la modificación prevista en la Ley de Extranjería para entre otros asuntos, ampliar 20 días el plazo de retención de inmigrantes en espera de repatriación, y afirmó que este tipo de iniciativas no responden a un cambio de rumbo en las líneas generales de la política del Gobierno porque "sustancialmente no ha variado" respecto de la anterior legislatura.

"Es verdad que ahora estamos haciendo algunos ajustes que vienen determinados por la situación, en donde hay menor crecimiento y menor empleo del que ha habido en años anteriores, pero sin olvidar para nada que nuestras líneas políticas son seguir promoviendo una inmigración legal y ordenada", la "integración" y la "cooperación al desarrollo", aseguró De la Vega.