26 de abril de 2006

UE/Iberoamérica.- La CE ve cerca el comienzo de negociaciones con Centroamérica y es pesimista sobre la CAN y Mercosur

El PE votará mañana un informe a favor de reforzar las relaciones UE-América Latina de cara a la próxima Cumbre de Viena

BRUSELAS, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, se mostró hoy optimista sobre el posible inicio de la negociación de un acuerdo de asociación entre la Unión Europea (UE) y Centroamérica durante la Cumbre de Viena del 11, 12 y 13 de mayo próximos, mientras que consideró que la posibilidad para hacer lo mismo con los países andinos y la finalización del acuerdo que Bruselas negocia desde hace años con Mercosur se encuentran más lejanas.

Ferrero-Waldner participó este lunes en el debate que celebró la Eurocámara sobre las relaciones entre la UE y América Latina, antes de que el Pleno apruebe mañana jueves un informe del diputado José Ignacio Salafranca (PP) que apuesta por reforzarlas a través de nuevos instrumentos, precisamente a la IV Cumbre UE-América Latina y Caribe que tendrá lugar el mes que viene en Viena.

En el plano económico-comercial, las partes fijaron la cita de Viena como el momento en el que se tomarían sendas decisiones sobre el inicio de negociaciones con América Central y la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y terminar las que ya están en curso desde hace cinco años con el Mercosur.

La comisaria aludió a los procesos de integración latinoamericanos y aseguró que "quisiera recomendar abrir negociaciones con Centroamérica", algo que, según reconoció, aún depende de "la demostración clara de los países centroamericanos de avanzar en su propia estrategia de integración", algo que Bruselas espera ver reflejado en el encuentro de países de América Central de los próximos 5 y 7 de mayo.

Por el contrario, Ferrero-Waldner señaló que "la situación es desgraciadamente más compleja" en la CAN, particularmente después de la decisión que anunció Venezuela la semana pasada de abandonar el grupo, decisión que aún el país sudamericano no ha materializado.

Asimismo, se mostró consciente de que la situación con respecto al Mercosur "es mucho más difícil" debido a las posturas inamovibles de las dos partes y a que no será posible llegar a un acuerdo birregional antes de la conclusión de la Ronda de Desarrollo de Doha (RDD), aunque la comisaria esperó que "Viena dé un impulso político fuerte para avanzar en las negociaciones".

Salafranca, ponente del informe que se votará mañana, consideró que en la Cumbre de Viena la UE tiene que mostrar "un mensaje claro y definido con una región que espera mucho de nosotros" y señaló que "la hora de los acuerdos de diálogo político y de cooperación" con los países andinos y centroamericanos "ha pasado". Por eso, recomendó a la Comisión que inicie las negociaciones de acuerdos de negociación.

CRISIS EN LA CAN

Por lo que respecta a la crisis de la CAN después de la eventual salida de Venezuela, Salafranca consideró que esto puede provocar "incertidumbre", pero consideró que hace falta "un mensaje claro y definido para no dar la razón a los que apuestan contra el proceso de integración".

Por su parte, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores de Austria, Hans Winckler, admitió en nombre de la Presidencia de turno de la UE que "nos preocupa qué va a pasar con la CAN tras la retirada de Venezuela, que plantea muchos interrogantes jurídicos y legales que tenemos que aclarar".

Al respecto, distintos intervinientes en el debate consideraron también que la UE no debería abandonar a los otros cuatro países que forman la CAN (Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú) de manera que no sea tan grave la repercusión de la salida de Venezuela.

NUEVA AGENDA POLÍTICA

Junto a las cuestiones comerciales, la Eurocámara se mostró de acuerdo con reforzar los lazos políticos y de cooperación entre las dos regiones, tal y como propuso la Comisión Europea en su comunicación sobre América Latina, e insistió Salafranca en su informe.

El ponente pidió "la renovación del diálogo político" y de los temas de la agenda política en las relaciones entre las dos regiones, para incluir nuevos temas como terrorismo, crimen organizado o medio ambiente y para ello propuso nuevos instrumentos.

El informe que será aprobado por el Pleno incluye la petición de crear una Asamblea Eurolatinoamericana que reúna a la Eurocámara y a los parlamentos regionales y nacionales latinoamericanos.

Asimismo, Salafranca propuso la creación en el Banco Europeo de Inversiones (BEI) de una facilidad específica para América Latina, un "fondo de solidaridad regional" que pidió a la Comisión que sea tenido en cuenta.

INDIGENISMO AL PODER

Dentro del aspecto político de las relaciones entre la UE y América Latina, distintos oradores hicieron hoy referencia a la llegada de movimientos sociales de corte indígena a las esferas de poder político en distintos países latinoamericanos.

Ferrero-Waldner señaló que "se ha prestado atención a la emergencia de nuevos movimientos políticos en América Latina que algunos ven como amenaza a estructuras políticas y sociales". Sin embargo, consideró que "no tienen que verse en términos negativos, mas bien en contexto de una evolución retrasada hacia una sociedad equitativa".

A este respecto, la comisaria apuntó únicamente "la importancia de que esta transición se lleve a cabo a través de instituciones democráticas y (la Cumbre de) Viena es oportunidad para tener este diálogo".

El eurodiputado socialista italiano Claudio Fava destacó las grandes desigualdades económicas que representa una región que crece a un ritmo tres veces más rápido que China y subrayó que "el nuevo protagonismo de los protagonistas políticos de la sociedad mestiza hace poco tiempo marginada del proceso político".

'FEMINICIDIOS' EN MEXICO Y GUATEMALA

Raúl Romeva (IPC-Verds) consideró que "América Latina vive unos cambios esperanzadores, que demuestran que a veces los grupos sin voz están retomando democráticamente esa voz y esos derechos".

Durante el debate de hoy intervinieron distintos eurodiputados españoles, como Miguel Martínez (PSOE), que apuntó la importancia de que las relaciones entre la UE y América Latina se desarrollen también en el ámbito del desarrollo.

Asimismo, reconoció "el esfuerzo de algunos países como Cuba, Venezuela o Chile" para hacer realidad los Objetivos de Desarrollo del Milenio, tanto hacia sus poblaciones como par a los países de su entorno.

Fernando Fernández (PP) constató que la Cumbre de Viena es "una oportunidad para avanzar en la buena dirección" en estas relaciones birregionales y constató que "si la UE no da pasos claros para avanzar en la integración regional, tal vez no tengamos una oportunidad como ésta en muchos años".

Romeva afirmó que la UE y América Latina son "dos regiones hermanas" y subrayó que este es "un momento bueno" para que refuercen sus relaciones y pidió que en la Cumbre de Viena se traten también los asesinatos de mujeres en México y Guatemala --conocidos como 'feminicidios'-- y la lucha contra la impunidad que debe hacerse en Colombia.