7 de septiembre de 2007

UE/Perú.- La Comisión Europea destinará 6 millones de euros más a los afectados por el terremoto de Perú

Bruselas alerta del aumento de catástrofes humanitarias ligadas a fenómenos climáticos extremos

BRUSELAS, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea está preparando un nuevo paquete de ayuda humanitaria de seis millones de euros destinado a los afectados por el devastador terremotó que sacudió el sur de Perú el pasado 15 de agosto, cantidad que se une a los dos millones aprobados por el Ejecutivo comunitario días después de la catástrofe, según anunció hoy el portavoz de Desarrollo y Ayuda Humanitaria de la Comisión, Amadeu Altafaj.

Además, Bruselas no descarta aprobar una ayuda adicional al millón de euros acordado ayer para paliar los efectos del huracán Félix a su paso por Nicaragua, donde la cifra de muertos sigue aumentando considerablemente y se habla ya de más de cien, la mayoría en este país centroamericano. El Félix, que se ha convertido ya en tormenta tropical, ha afectado también a Honduras y Guatemala y, en menor medida, a El Salvador.

"Se adoptó un decisión inicial para reaccionar de manera inmediata frente a las necesidades cada vez mayores y ello podría llevar a la Comisión a adoptar otra posteriormente, en función de las necesidades y de las informaciones que reciba de sus socios humanitarios sobre el terreno y de los propios expertos de la Oficina Humanitaria de la Comisión Europea", relató Altafaj.

El portavoz comunitario quiso también poner de relieve que el hecho de que haya habido dos huracanes de fuerza cinco en el espacio de tres semanas --el Dean y el Félix--, cuando los expertos consideran muy raro que se produzcan en el mismo año, demuestra que el sistema humanitario internacional se verá en los próximos años sometido a una presión creciente debido al considerable aumento de catástrofes humanitarias ligadas a los fenómenos climáticos extremos.

Y puso como ejemplo las decisiones adoptadas por la Comisión Europea sólo durante el mes de agosto. Así, citó el huracán Dean, que se llevó 3 millones de euros para los afectados en la zona del Caribe; las inundaciones en Nepal y Bangladesh (9 y 5 millones de euros, respectivamente); las de Sudán (un millón) y las de Corea del Norte, que provocaron un aporte adicional de dos millones, o los dos millones para el terremoto de Perú y un millón de euros más para Colombia.

En esta línea y para hacer frente a la presión constante sobre el sistema humanitario, del Departamento que dirige Louis Michel trabaja en varios frentes. En primer lugar, en incrementar la capacidad de reacción, ámbito en el que el Ejecutivo comunitario reacciona con celeridad en un plazo máximo de 62 horas cuando se trata de aprobar una ayuda financiera, según explicó Altafaj.

El segundo eje es aumentar la eficacia y la coordinación de la ayuda, y el tercero amumentar la financiación de los programas ligados a la preparación frente a catástrofes, para disponer de planes de evacuación de la población, sistemas de alerta regionales y todas las capacidades que permiten disminuir el número de afectados, como ha sido el caso de Nicaragua, donde tal y como resaltó el portavoz de Michel, han funcionado los planes de evacuación y se ha evitado un mayor número de víctimas.

CAMBIO CLIMATICO

Finalmente, recordó que la Comisión Europea prepara una comunicación en la que propone una Alianza global frente a los efectos del cambio climático en los países menos desarrollados.

"La ayuda humanitaria se centra en el vector de conflictos armados pero también en el de catástrofes naturales y eso tendrá un aumento considerable, por lo tanto es todo el sistema internacional el que debe reaccionar, no solamente para tener mas recursos sino para hacerlo mejor. El aspecto coordinación es para nosotros fundamental", resumió Altafaj.