27 de agosto de 2020

UE.- La UE se reúne para estudiar medidas frente a Turquía con el objetivo de rebajar la tensión en el Mediterráneo

BRUSELAS, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Exteriores de la UE abordarán este jueves en un encuentro informal en Berlín un paquete de medidas destinadas a revitalizar la relación con Turquía, con la vista puesta en rebajar la tensión en el Mediterráneo oriental, donde Ankara sigue con sus prospecciones petrolíferas en aguas que reclaman Grecia y Chipre, y sin excluir imponer sanciones.

El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, planteará "distintas opciones", entre las que se incluirán medidas estrictas. Con las posibilidades que se pongan encima de la mesa, Borrell quiere dibujar una estrategia común europea para acercarse a Turquía y destensar el conflicto en el Mediterráneo oriental, señala un alto cargo de la UE.

La diplomacia comunitaria defiende que se estudien "más opciones que sanciones" e insiste en iniciar un diálogo con Turquía, algo que ven con recelo los países vecinos como Grecia y Chipre, más afectados por la actitud asertiva turca. En todo caso, en Bruselas sostienen que la precondición para iniciar las conversaciones es que Ankara ponga fin a las actividades prospectivas y se abra a encauzar el conflicto en unas negociaciones.

Atenas quiere involucrar al conjunto de la Unión en un asunto que entiende que afecta a sus fronteras y valores, por lo que espera que en la reunión Borrell presente una lista de sanciones con la que mande el mensaje a Turquía de que sus actividades ilegales en el Mediterráneo tendrán consecuencias. Aunque Grecia no se cierra al diálogo, insiste en que éste "no puede ser bajo amenazas ni coacciones".

Países como Francia e Italia han reforzado su apoyo a Atenas comprometiendo mayor presencia en el Mediterráneo oriental. Así, fuerzas militares de Grecia, Francia, Italia y Chipre participan desde este miércoles en unas maniobras aeronavales conjuntas. Por su lado, Alemania lidera los esfuerzos de mediación en la región, con sendas visitas a Atenas y Ankara esta semana.

En la capital europea subrayan que la relación con Turquía es densa y compleja y no se puede observar solo desde el prisma del conflicto marítimo, sino que debe ser estudiada en su conjunto. A fin de cuentas, Ankara es un socio de primer orden de la UE en cuestión migratoria y juega un papel relevante en el escenario de Siria y mantiene gran influencia en Libia.

LISTA DE SANCIONADOS DE BIELORRUSIA

Asimismo, los ministros de Exteriores europeos tendrán sobre la mesa la situación en Bielorrusia, el tema que más trabajo ha dado a la diplomacia comunitaria durante el verano y por el que se convocó una cumbre extraordinaria de líderes de la UE.

Para la cita de este jueves se espera que se defina el acuerdo político alcanzado por los líderes del bloque que acordaron imponer sanciones contra los responsables de la represión y el fraude electoral en la antigua república soviética. Para ello, se avanzará en la lista de sanciones individuales que, según apunta un alto cargo de la UE, afectará a entre 15 y 20 dirigentes de Minsk.

Las sanciones comunitarias se adoptan con la lógica de cambiar conductas de los actores internacionales involucrados en crisis políticas y sociales. "No somos jueces ni policías, queremos que cambien actitudes políticas", ha señalado el funcionario comunitario.

Para la diplomacia comunitaria la única salida a la crisis bielorrusa pasa por iniciar un diálogo entre las autoridades y la oposición, que pueda canalizar la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, OSCE, de la que Rusia y Bielorrusia son miembros. E insiste en que la situación es similar a lo que sucede en Venezuela, donde la UE no reconoce el Gobierno de Nicolás Maduro pero, a la vez apuesta por el diálogo porque es la autoridad que controla el país.