20 de enero de 2020

La UE usará su política comercial para apuntalar el compromiso climático ante la "amenaza existencial" para el hombre

La UE usará su política comercial para apuntalar el compromiso climático ante la "amenaza existencial" para el hombre
UE.- UE usará su política comercial para apuntalar el compromiso climático ante - LISA DUCRET/DPA - ARCHIVO

BRUSELAS, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea usará su política comercial y financiera para apuntalar el compromiso climático de terceros países, en línea con su compromiso con el cambio climático y su objetivo de reducción de emisiones, tal y como han acordado este lunes los ministros de Exteriores del bloque.

"El liderazgo de la UE a través de su ejemplo es crucial para aumentar la ambición global con la política climática", sostienen los Veintiocho en las conclusiones alcanzadas por el Consejo de Asuntos Exteriores reunido en Bruselas.

En esta reunión, los socios europeos concluyen que la problemática climática es una "amenaza existencial para la humanidad y para la diversidad en todos los países y regiones y requiere una urgente respuesta colectiva".

COMPROMISO CON PAÍSES QUE REDUZCAN EMISIONES

En este documento sobre diplomacia climática se recoge que la UE se compromete a "fortalecer su apoyo" a los países que vayan cumpliendo o revisen sus objetivos de reducción de emisiones. "Esto se apuntalará a través de nuestros instrumentos de política exterior, incluyendo los instrumentos financieros sostenibles y política comercial", han recalcado los países miembro, con el fin de promocionar una reducción "segura y sostenible" de la emisión de gases invernadero.

Así, la UE se reafirma como un actor "constructivo", pero también un "socio firme". En las conclusiones se reitera la necesidad de alcanzar la neutralidad de emisiones, a la vez que el bloque "preserva su competitividad" y toma nota de la intención de la Comisión de proponer un mecanismo de ajuste de carbono en las fronteras.

Con todo, la Unión insiste en que los acuerdos con terceros países suponen una oportunidad para el "diálogo y la cooperación" en materia climática. "Las instalaciones en terceros países deben cumplir con los más altos estándares ambientales y de seguridad internacionales", recalca el Consejo de Asuntos Exteriores que reúne a los ministros del ramo.