11 de junio de 2009

Uribe admite escándalos políticos en Colombia afectan comercio

BOGOTA (Reuters/EP) - El presidente colombiano, Alvaro Uribe, admitió el jueves que los escándalos por ejecuciones extrajudiciales cometidas por efectivos del Ejército y las interceptaciones ilegales de comunicaciones afectan la aprobación de tratados comerciales con otros países.

El mandatario dijo en la ciudad canadiense de Ottawa que los tratados comerciales que ha impulsado desde su Gobierno buscan superar la pobreza, construir equidad e integrar a la economía de Colombia con el mundo.

"Por supuesto, hay obstáculos. Hay obstáculos. Algo malo que pase en el país, por ejemplo, algo malo que hace un funcionario del DAS, crea obstáculos", aseguró Uribe, de acuerdo con declaraciones divulgadas por la Presidencia.

"Toda esa situación de violencia que hemos venido superando, mucha gente malinterpreta los esfuerzos de Seguridad Democrática, los distorsionan, invocan también cosas del pasado, anteriores a este Gobierno", explicó.

El Gobierno de Uribe ha enfrentado en los últimos meses escándalos por el espionaje telefónico ilegal que desde la central de inteligencia se hizo a magistrados, periodistas y líderes políticos de la oposición.

Adicionalmente, el asesinato de civiles por parte de efectivos del Ejército, que reportaban a sus víctimas como integrantes de grupos armados ilegales muertos en combates, provocó en octubre la destitución de 27 oficiales de esa fuerza, incluidos tres generales.

Colombia espera la ratificación y entrada en vigencia de un Tratado de Libre Comercio con Canadá, en donde han surgido diferencias entre líderes políticos de ese país.

Además, continúa pendiente la aprobación por parte del Congreso de Estados Unidos de un acuerdo comercial bilateral, debido a la oposición de la mayoría demócrata que exige al Gobierno detener la violencia contra líderes sindicales y defensores de derechos humanos, así como el castigo de los responsables.

El mandatario criticó a los colombianos que buscan desacreditar su Gobierno y obstaculizar la aprobación de los acuerdos comerciales, claves para la economía del país sudamericano.

"Y diría que hay un grupo de compatriotas que tiene como propósito sistemático oponerse a estos tratados, tratar de desacreditar los esfuerzos que hace el Gobierno, y utilizar esa forma de descrédito para que no se aprueben estos tratados", afirmó.

"Entonces nos toca con mucha paciencia estar insistiendo en la razón de ser de estos tratados, estar trayendo argumentos, estar desvirtuando hipótesis, estar dando explicaciones. Y en esa tarea seguimos", explicó.