7 de mayo de 2010

Uribe también se abre una cuenta en Twitter

Uribe también se abre una cuenta en Twitter
REUTERS

BOGOTÁ, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, se abrió este jueves una cuenta de usuario en Twitter, siguiendo el ejemplo de su par venezolano, Hugo Chávez, quien a finales de abril irrumpió en esta red social para contrarrestar los ataques recibidos a través de Internet.

En su primer mensaje a los internautas, Uribe instó a las fuerzas de seguridad a investigar las amenazas de muerte recibidas a través de Facebook por el candidato del Partido Verde, Antanas Mockus, a las elecciones presidenciales del próximo 30 de mayo. "Pido a las autoridades encontrar y meter en la cárcel a responsables de amenazas contra Antanas Mockus", recoge el texto.

En referencia a estas actuaciones delictivas vía Internet, el dirigente colombiano recordó que las nuevas tecnologías "tienen que utilizarse para la prosperidad y para el entendimiento, nunca para destruir, nunca para hacer mal".

"Las herramientas para el progreso de la humanidad como es Internet, no se pueden poner al servicio del crimen ni al servicio del odio", indicó Uribe que sufrió en primera persona las consecuencias de esta utilización de las redes sociales cuando sus hijos fueron amenazados de muerte a través de Facebook.

Asimismo, el mandatario decidió hacer también un uso político de esta herramienta ya que en su primer discurso --fraccionado en varias entradas debido a la limitación del espacio a 140 caracteres-- realiza una defensa de la llamada Política de Seguridad Democrática, buque insignia de su Gobierno, para combatir a la guerrilla y a los grupos paramilitares.

"La Seguridad Democrática protege a todos los dirigentes de la política, independientemente de sus orientaciones", escribió Uribe en una de sus entradas, al tiempo que rechazó las afirmaciones de aquellos que le acusan de haber ordenado al Ejército algunas ejecuciones extrajudiciales para eliminar opositores, lo que popularmente se conoce como 'falsos positivos'.

"Sí, yo he pasado estos ocho años exigiéndole resultados a la Fuerza Pública. Una cosa es exigir resultados y otra cosa es inducir al delito. Nadie puede decir que haya recibido una palabra o una insinuación de mi parte para violar la ley", aseveró el presidente.