14 de mayo de 2007

Uruguay.- Aumenta el número de desplazados por las inundaciones en Uruguay

MONTEVIDEO (EP/AP)

Aunque algunas familias ya comenzaron a regresar a sus hogares este fin de semana, el domingo la cifra de evacuados por las inundaciones en el centro de Uruguay aumentó a cerca de 17.000 personas, según datos oficiales.

La situación sigue siendo preocupante en varios departmentos (provincias) del interior, donde las fuertes lluvias causaron desbordes de ríos y arroyos y anegaron grandes extensiones.

Los más afectados son los departamentos de Durazno, donde la cifra oficial de evacuados asciende a 11.000 personas, Soriano, con 4.200 desplazados, y Treinta y Tres, con 1.200.

Al drama de los que todavía no pueden regresar a sus hogares tras más de una semana lejos de sus casas se suman ahora las desoladoras escenas que viven algunas personas que al regresar encuentran que han perdido casi todas sus pertenencias.

Las autoridades municipales y nacionales han puesto en marcha planes de emergencia para asistir a las víctimas de las inundaciones, proporcionando refugio, alimentos, abrigo y medicamentos. Otras organizaciones civiles también han colaborado con campañas de recolección de ayuda para los damnificados.

Los daños también se extienden a la industria y la producción agropecuaria. Todavía no hay estimaciones precisas de las pérdidas sufridas, pero se estima que serán millonarias. El intendente (alcalde) de Treinta y Tres, Gerardo Amaral, declaró al periódico 'El País' que "cuando sobrevolé la zona afectada vi 'islas' de ovejas muertas".

En algunas zonas urbanas la crecida de las aguas alcanzó también algunos establecimientos industriales y comerciales y dañó máquinas y las mercancías.

Pero en medio del drama también han surgido denuncias de personas que se aprovechan de la situación haciéndose pasar por daminificados para conseguir alimentos, colchones y abrigos gratuitos que después venden.

El intendente de Durazno, Carmelo Vidalín, reconoció que "hay muchas 'aves de rapiña' dando vueltas y no lo vamos a permitir", según declaraciones que publica el diario 'El País', mientras que el diputado Juan José Bruno señaló que se deberá actuar con firmeza ante "personas sin escrúpulos, que son las menos, que se aprovechan de una situación dramática y angustiante".