26 de febrero de 2007

Uruguay/Brasil.-Lula da Silva y Tabaré Vázquez analizan MERCOSUR y fortalecen sus relaciones bilaterales

COLONIA, (URUGUAY), 26 Feb. (EP/AP) -

Los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquez y de Brasil, Luis Ignacio Lula da Silva, se saludaron hoy con un gran abrazo con el que dieron nuevo rumbo al fortalecimiento de sus relaciones bilaterales. El encuentro sirvió también para apoyar un fortalecimiento de MERCOSUR.

Los presidentes, tras reunirse en Colonia, a unos 177 kilómetros al oeste de Montevideo, declararon ante los medios de comunicación aunque no respondieron preguntas.

Vázquez indicó que los países de menor economía necesitan de reglas de juego comerciales y "no dádivas ni caridad", y Lula señaló que los países mayores, deben acudir en ayuda para equiparar las diferencias.

"La relación de Brasil con la región no es de hegemonía" dijo Lula, y renovó el compromiso de respeto a las soberanías de los países "sin la imposición de una economía sobre otra".

Para Vázquez, las reclamaciones realizadas por Uruguay en la última Cumbre de Mercosur "encontraron un altísimo eco en Brasil para atender las asimetrías. Los países grandes deben comprender a los países chicos, con justicia, no con dádivas y caridad".

Lula llegó en helicóptero desde el aeropuerto Carrasco, en Montevideo, y se reunió con Vázquez en la estancia (hacienda) de Anchorena, fuertemente custodiada por policías y militares.

Las relaciones comerciales bilaterales ocuparon la parte central de las conversaciones entre ambos mandatarios. Ciertas complicaciones provocaron la disminución en los intercambios en 2006, y según las estimaciones del Instituto Siglo XXl, el déficit de Uruguay con Argentina y Brasil, sus dos principales socios del MERCOSUR, podría llegar a superar los 1.100 millones de dólares (834,4 millones de euros) que se registraron en 2006 con sendos países. Solo el pasado mes de enero el saldo económico dejó un déficit de 83 millones de dólares (casi 63 millones de euros).

El tema que los técnicos denominan "asimetrías económicas" es uno de los puntos débiles del MERCOSUR ya que no todos sus estados miebmros completaron los acuerdos como los de ingreso a mercado y la aceptación de los protocolos que fueron institucionalizando el organismo, fundado en 1991.

"Brasil reconoce las dificultades de las economías menores en el ámbito del MERCOSUR y está empeñado en la implementación de mecanismos que atiendan las asimetrías existentes", dijo un informe oficial brasileño.

Uno de los aspectos para encarar esas dificultades fue la creación en enero durante la cumbre de Brasilia, del Fondo Para la Convergencia Estructural, que tendrá como objetivo beneficiar a los socios menores del MERCOSUR.

Durante la jornada los dos Gobiernos de ambos países suscribieron un Memorándum de Entendimiento para Comercio e Inversiones, un Protocolo de Entendimiento sobre un Programa de Complementación en el Area de los Biocombustibles y un Protocolo Adicional de Energía y Minería.

En el marco de la infraestructura se acordó levantar un segundo puente sobre el río Yaguarón-Río Branco en el noreste del país y refaccionar el que ya existe en uno de los puntos limítrofes entre ambos países.