2 de agosto de 2007

Uruguay.-La CIA reconoce su implicación en la muerte de Cecilia Fontana de Heber con vino envenenados en Uruguay en 1978

MONTEVIDEO, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos estuvo implicada en el asesinato con vino envenenado en 1978 en Uruguay. Las botellas fueron enviadas a tres miembros del Partido Nacional de la época y como resultado murió Cecilia Fontana de Heber, esposa de uno de ellos, según admitió el coordinador del organismo de desclasificación de archivos estadounidense, Scott Koch.

Koch indicó sin embargo que el Freedom of Information Act (FOIA) no divulgará los documentos existentes del caso porque evidenciaría "fuentes y métodos" que utilizó la CÍA así como sus acciones, agentes e informantes pagados. Además aseguró que estos no serán desclasificados por "interés de la defensa nacional y política exterior".

Esta información es fruto de una investigación del diario uruguayo 'La República' que identificó ante la jueza Gabriela Merialdo los nombres de ex agentes de Inteligencia "comprados" por Estados Unidos y que posiblemente habrían participado en el citado homicidio.

Cecilia Fontana de Heber, madre del hoy senador Alberto Heber, murió el 6 de septiembre de 1978 tras beber vino de una de las botellas que días antes le fueron enviadas, de forma anónima, a su marido, Mario Heber, a Carlos Julio Pereyra y a Luis Alberto Lacalle, todos ellos eran miembros del 'Directorio blanco'. Alberto Lacalle sería años después presidente de Uruguay.

"El coordinador del FOIA explica que ante el pedido de los denunciantes uruguayos se hizo una exhaustiva búsqueda de registros y hemos ubicado material que entendemos debe ser considerado como secreto y por lo tanto denegada la liberación de la totalidad del mismo", respondió Koch en una carta.

Además añadió que la negativa a desclasificar los documentos sobre el caso de los vinos envenados se enmarca en dos artículos de las bases de exenciones por las que el FOIA no puede revelar documentos calificados como secretos.

Las presuntas motivaciones del crimen que se plantean en Uruguay buscarían una eventual destitución del entonces presidente Aparicio Méndez quien, según el presunto plan que plantea el citado diario, sería sucedido por un triunvirato formado por un dirigente blanco, uno colorado y un militar.