23 de enero de 2006

Uruguay.- Continúa el proceso de consultas del IFC sobre el estudio de impacto acumulado de las plantas de Fray Bentos

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial continúa el proceso de consultas sobre el borrador del Estudio de Impacto Acumulado Social y Ambiental de dos plantas de celulosa en el Río Uruguay, en la provincia de Entre Rios, a cargo de la empresa española ENCE y de la finlandesa Botnia.

IFC, que financia proyectos del sector privado en economías emergentes, celebrará reuniones la próxima semana con varios grupos interesados en Uruguay y Argentina, tal como se anunció el pasado mes de diciembre cuando se dio a conocer el borrador del Estudio.

La corporación solicitó la preparación de este estudio acumulado como parte del proceso de evaluación para decidir si brindaría financiación a las plantas de celulosa Orión y CMB, ubicadas en el Tío Uruguay, al oeste de Uruguay. La Agencia Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), miembro también del Grupo Banco Mundial, también está evaluando brindar una garantía de riesgo político a la planta Orión.

IFC está comprometido a llevar a cabo un proceso de consulta "justo y abierto" que ofrezca la oportunidad a las partes interesadas de aportar sus comentarios sobre el estudio de impacto acumulado, con comentarios tanto de sectores en Uruguay como de Argentina.

El Estudio de Impacto Acumulado fue dado a conocer el pasado 19 de diciembre de 2005 en forma de borrador, abriendo un período de consultas a fin de recibir la opinión de las partes interesadas, sobre el alcance, metodología y resultados del estudio.

Este proceso ayudará a determinar si hay alguna omisión en el análisis llevado a cabo a la fecha o si se requiere alguna modificación adicional al estudio. Todos los comentarios serán analizados cuidadosamente por un panel creado especialmente para este propósito.

Todos los comentarios y el material escrito que se reciba formará también parte de un registro público, e influirán el proceso de decisión de IFC y MIGA, que no tomarán una decisión sobre continuar o no con la financiación hasta que el proceso de consultas se haya completado.

SIGUE LA CRISPACIÓN

Mientras, la crispación entre los ciudadanos de Argentina y Uruguay sigue por su oposición a la construcción de las plantas. Hoy mismo vecinos de la Asamblea Ambientalista de la Cuenca del Río Uruguay y militantes de la organización ecologista Greenpeace impidieron el paso de cinco camiones que llevaban elementos para la construcción de las plantas productoras de celulosa en la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

El piquete bloqueaba el paso de los cinco vehículos por el puente internacional Colón-Paysandú, de cinco camiones que transportaban estructuras de hierro desde Chile hacia la planta que la empresa Botnia está construyendo en Uruguay.

Los militantes ambientalistas dijeron que impedirán el paso de otros seis camiones que vienen desde Chile, y que también transportan elementos para la construcción de las papeleras.

El Gobierno de la provincia de Entre Ríos ha liderado las protestas contra la instalación de las plantas con el argumento de que contaminarán el medio ambiente y el río Uruguay, limítrofe entre ambos países.

La semana pasada el presidente argentino, Néstor Kirchner, señaló que la discusión por las plantas era una tema "ambiental", en un intento de 'bajar' el tono del conflicto, después de que el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez hubiera advertido que nadie "pisoteará" a los uruguayos.