17 de junio de 2006

Uruguay.- El ex dictador Bordaberry comparece ante la justicia por crímenes contra la Constitución

MONTEVIDEO, 17 Jun. (EP/AP) -

Por primera vez, el ex presidente constitucional y ex dictador Juan María Bordaberry concurrió a declarar el viernes ante la Justicia por una causa de atentado contra la Constitución.

Los denunciantes dijeron que confían en que se dicte el procesamiento, ya que aseguran que hay pruebas suficientes para demostrar su implicancia en diversos delitos.

Bordaberry fue electo en 1971 y asumió en 1972. En 1973, dio un golpe de Estado disolviendo el Congreso, censurando a la prensa y prohibiendo actividades políticas y sindicales. En 1976 fue derrocado por los militares.

Esta demanda contra Bordaberry fue presentada en 2002. Luego fue archivada por un juez, pero finalmente el caso fue reabierto por orden de la Suprema Corte de Justicia.

El expediente incluye los delitos de golpe de Estado, homicidio, desapariciones, torturas e ilícitos económicos. Por tanto, de ser encontrado culpable, deberá cumplir una sentencia mínima de 10 años, según informó la radioemisora El Espectador.

La abogada Hebe Martínez Burlé, representante de los denunciantes, se mostró satisfecha por la citación. "Es un paso muy importante, ahora sí se empezó el recorrido", dijo el viernes.

Señaló que los denunciantes aportaron numerosas pruebas a la causa. Informó que en el texto hay "documentos desclasificados, todas las pruebas recabadas en Argentina, todas las pruebas recabadas en Chile y las que aún falta por entregar, como las del archivo del terror consolidan en forma irrefutable la existencia del Plan Cóndor y la participación y responsabilidad de la cúpula, que era Bordaberry".

En lo inmediato no se conocieron declaraciones de Bordaberry ni de sus defensores.

Bordaberry tiene otra causa abierta, junto a su ex canciller Juan C. Blanco, por la desaparición de la maestra anarquista Elena Quinteros, pero este caso ha dado lugar a apelaciones cruzadas y se desconoce alguna definición.

El jueves había comparecido frente a los estrados judiciales el ex dictador Gregorio Alvarez, un general retirado, para responder por sus presuntas responsabilidades en el caso de un combatiente tupamaro desaparecido en 1974 en la Argentina.

Esta fue la primera vez que Alvarez, que también fue comandante en jefe del ejército durante la dictadura entre 1973 y 1985, declaró ante un juez.