20 de diciembre de 2006

Uruguay.- El ex dictador Bordaberry es procesado por diez delitos de homicidio agrabado en calidad de coautor

MONTEVIDEO, 20 Dic. (EP/AP) -

El encarcelado ex dictador uruguayo Juan M. Bordaberry fue procesado hoy por 10 delitos de homicidio agravado en calidad de coautor, informó la juez de lo penal Graciela Gatti.

Bordaberry, de 78 años, ya está preso desde el 18 de noviembre acusado de ser coautor de cuatro homicidios ocurridos en Buenos Aires en 1976.

Gatti, dijo que "Bordaberry ha sido procesado por la comisión de diez delitos de homicidios muy especialmente agravados. Pero se dispuso la prescripción de atentado a la Constitución", por el golpe de estado de 1973 que dio con apoyo militar.

La jueza no pormenorizó otros datos del nuevo procesamiento de Bordaberry, cuyo estado de salud está deteriorado y cumple la prisión preventiva en la cárcel central de la jefatura de policía.

Bordaberry que había sido electo y asumido la presidencia en 1972, un año después con apoyo militar dio un golpe de estado en 1973 y en junio de 1976 por insalvables diferencias con las fuerzas armadas fue depuesto. La dictadura militar finalizó en 1985.

La causa por atentado a la Constitución comenzó a tramitarse en 2002 en un complejo recorrido judicial desde la Suprema Corte de Justicia, hasta otros dos jueces que posteriormente dejaron el expediente. A la denuncia original se le sumaron cuatro homicidios y siete desapariciones de personas.

Respecto de la primera causa que lo llevó a la cárcel, Bordaberry y Blanco fueron imputados como autores de los asesinatos de los legisladores Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz y los tupamaros Rosario Barredo y William Whitelaw, secuestrados por comandos de seguridad de la dictadura argentina en 1976 en Buenos Aires. Los dos legisladores habían buscado asilo en Argentina, tras el golpe de estado en Uruguay en 1973.

Blanco, separadamente, está procesado por el secuestro y asesinato de la maestra anarquista Elena Quinteros en 1976 y por la cual ya había ido preso entre octubre de 2002 y mayo de 2003, cuando fue liberado provisionalmente.

Uno de los abogados de Bordaberry, Diego Viana, se manifestó "sorprendido" y dijo que "esta mañana habíamos presentado un escrito refutando algunos testimonios y pidiendo pruebas. Recién me entero del procesamiento".

Hugo de León, abogado querellante dijo que "la decisión es una nueva batalla contra la impunidad, pero además hay otros procesos en distintos juzgados relacionados con el papel de Bordaberry, responsable principal y primero" de aquellos episodios.

De León, dijo que ahora junto a su colega Hebe Martínez Burlé analizarán los pasos a seguir y destacó que pese a la prescripción sobre violación a la Constitución "se puede apelar" porque hay distintas "interpretaciones sobre los plazos de prescripción".

El abogado dijo que los 10 asesinatos fueron los de Fernando Miranda y Ubagesner Chávez Sosa, cuyos cadáveres fueron encontrados en las excavaciones realizadas en busca de desaparecidos el año pasado. Las otras víctimas son Luis E. González, Juan M. Brieba, Carlos Arévalo, Julio Correa, Otermín Montes de Oca, Horacio Gelós Bonilla, José Arpino Vega y Eduardo Pérez Silveira.

De León sostuvo que "se unificarán las distintas causas para convertirla en una mega-causa" judicial.

ENFERMEDAD

El ex dictador uruguayo encarcelado, Juan M. Bordaberry, sufrió varios achaques en su salud en los últimos días, debido a las enfermedades que padece, según informes de prensa.

Los informes médicos revelaron que Bordaberry, de 78 años de edad, tuvo expectoraciones con sangre, sufre de asma y hace pocas semanas fue intervenido en el estómago para practicarle una biopsia. Además tiene un sólo pulmón y debe dormir sentado.

El médico personal de Bordaberry, Javier Pietropinto se mantuvo en silencio, pero se supo que debido al cúmulo de males que padece se formará un equipo médico para su atención en la cárcel central de la jefatura de policía.

Bordaberry rechazó ser trasladado a una cárcel habilitada especialmente en unas instalaciones del ejército, donde serán conducidos un grupos de uniformados retirados que están presos desde mayo acusados de desapariciones y asesinatos en Argentina.

La justicia de ese país vecino solicitó a Uruguay la extradición de todos ellos, que actuaron en la represión de la dictadura militar hasta que Bordaberry fue destituido en 1976.