9 de noviembre de 2006

Uruguay.- El FMI afirma que el anuncio de Uruguay de pagar por adelantado su deuda es un reflejo de su recuperación

WASHINGTON, 9 Nov. (EP/AP) -

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, afirmó el miércoles que el anuncio de Uruguay de que pagará por adelantado toda su deuda a la institución en los próximos días es un reflejo de la "rápida recuperación" del país de su crisis financiera de hace cuatro años.

"Los antecedentes de un firme manejo de la macroeconomía han proporcionado las bases para la consolidación de la confianza del mercado, fuerte producción económica y mejorado perfil de la deuda pública", aseguró Rodrigo Rato.

El comentario fue formulado como reacción al anuncio hecho en Montevideo por el ministro de Economía, Danilo Astori, de que Uruguay pagará adelantadamente sus compromisos con el FMI por 1.080 millones de dólares (850 millones de euros), así como su actual acuerdo contingente con la institución.

"Esta decisión refleja la rápida recuperación de Uruguay de la crisis, con el apoyo de la comunidad internacional y el Fondo", dijo Rato en una declaración escrita.

La cancelación, la tercera de un país del Mercosur en lo que va del año, después de Brasil y Argentina, no significa un alejamiento de Uruguay del FMI, dijo Astori.

Rato contestó de igual manera: "Esperamos continuar una relación estrecha y constructiva con Uruguay en tanto sus autoridades continúan sacando adelante su importante agenda de reformas"

El FMI explicó que los giros uruguayos bajo sus dos acuerdos contingentes fueron del equivalente de 3.350 millones de dólares (2.600 millones de euros). Uruguay hizo tres pagos adelantados entre septiembre de 2005 y agosto de 2006 por 1.690 millones de dólares (1.400 millones de euros). Según el calendario inicial, el repago final de los préstamos que Uruguay hizo al FMI hubiese tenido lugar en 2010.

Astori, quien estará en Washington la próxima semana, dijo que la decisión del pago adelantado permite "una reducción de la deuda pública y neta del Uruguay", que es de unos 13.000 millones de dólares.

En 2002, el sistema bancario uruguayo fue rescatado de una inminente parálisis por una intervención directa del Tesoro estadounidense y el FMI.