29 de junio de 2013

Mujica: "Defiendo a muerte la relación con Argentina, es un gran país"

Dice que hay que fortalecer Mercosur pero destaca que integración es "mucho más que relaciones comerciales"

Mujica: "Defiendo a muerte la relación con Argentina, es un gran país"
REUTERS

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente uruguayo, José Mujica, defiende "a muerte la relación de Uruguay con Argentina" al que califica de "un gran país" y ha resaltado la necesidad de "fortalecer" el Mercosur, "pero teniendo en cuenta que un proceso de integración es mucho más que relaciones comerciales".

"He pagado mucho costo interno por ponerme al hombro la mochila de las relaciones bilaterales. Pero yo defiendo a muerte la relación con Argentina. Voy a batallar y pagaré el precio que sea", aseveró en una entrevista concedida a la Agencia Nacional de Noticias de Argentina, Télam.

El mandatario, de 78 años y en la presidencia de Uruguay desde el 1 de marzo de 2010, repasó en la entrevista diversos asuntos internacionales y locales, siempre, defendiendo el proceso de la integración regional que profundice los vínculos con todos los países de la región, porque "si fracasamos, estaremos vencidos, pulverizados", advirtió.

"No es mucho lo que se ha hecho" dijo el presidente uruguayo respecto al funcionamiento del Mercosur. "Lo avanzado es más por las relaciones bilaterales entre las presidencias que por la mecánica del bloque", juzgó Mujica, que ostenta la Presidencia pro témpore de la institución sudamericana y que será entregada el 12 de julio a Venezuela en la próxima Cumbre de Presidentes de la organización en Montevideo.

Dentro de los avances, Mujica destacó el acuerdo por el que Paraguay, suspendida del Mercosur en 2012 tras la destitución de Fernando Lugo como presidente, "reingresará automáticamente cuando se produzca un cambio de autoridades", es decir, cuando el presidente electo de Paraguay, Horacio Cartes, asuma el cargo el 15 de agosto.

En cuanto a las relaciones con su país vecino, Brasil, apuntó avances a través de "acuerdos" de integración para la navegabilidad del río fronterizo, Uruguay.

En cuanto a la polémica levantada por el vicepresidente de Uruguay, Danilo Astori, que planteó el interés de su país por acercarse a la Alianza del Pacífico integrada por Chile, Perú, Colombia y México, Mujica dijo que Uruguay "no será más que miembro observador" porque "no podemos violentar el Mercosur".

"Nuestra pertenencia está en el Mercosur", aseveró el mandatario, quien incidió en un acercamiento de todos los bloques latinoamericanos para trabajar juntos "lo más posible", sentenció.

CHINA, UN GRAN DESAFÍO

Mujica consideró que "uno de los grandes desafíos" para la integración será cómo "hacer frente a China". Al respecto, aseguró que la competitividad exportadora del país asiático "es irresistible para nuestro bloque.

A los elefantes no se los puede detener", expresó gráficamente el mandatario.

Por ello, animó a sus homólogos del Mercosur a "pensar estratégicamente qué hacemos con China para saber si vamos como Mercosur o separados".

POBREZA

En cuanto al tema de ahondar en la integración sudamericana a través del Mercosur, Mújica consideró de alta importancia que Bolivia y Ecuador se sumen como socios plenos al bloque, pero afirmó que "un proceso de integración es mucho más que relaciones comerciales" y que deben "servirle a la gente".

En este sentido, recalcó que a pesar del "enorme mercado interno potencial que tenemos" de cientos de millones de consumidores, no se puede olvidar los niveles de pobreza que asolan América Latina en los que estimó que "si bien hubo avances notables, aún tenemos 200 millones de pobres".

Por ello avisó de que aunque "hayamos avanzado mucho, no quiere decir que lo hayamos resuelto. El problema sigue existiendo", dijo Mujica, quien mostró su preocupación por aquellos sectores débiles de la sociedad ante la posibilidad de una nueva crisis ya que "podrían volver a caer en la pobreza", alertó.