31 de agosto de 2015

Uruguay pone fin a la esencialidad de la educación

MONTEVIDEO, 31 Ago. (Notimérica) -

   El Gobierno de Uruguay ha anunciado este domingo que pondrá fin a partir a partir de este lunes a la esencialidad de la educación para intentar acabar con el conflicto con los sindicatos del sector educativo.

   La decisión ha sido alcanzada durante un encuentro entre el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, y los representantes de los sindicatos docentes. 

    El titular de la cartera de Trabajo, Ernesto Murro, informó que el Consejo de Ministros pedirá a la Secretaría de Estado a su cargo que levante la Declaración de Esencialidad, dado que los sindicatos de docentes decidieron que las clases serán retomadas en todo el país a partir de este martes.

      A las 23:00 horas del domingo, 30 de agosto, los representantes del Gobierno y la delegación de trabajadores del PIT-CNT y de la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza firmaron un acuerdo por el cual el Consejo de Ministros de este lunes, 31 de agosto, solicitará que deje sin efecto la Declaración de Esencialidad de la semana pasada, en vista de las resoluciones tomadas por las diversas asambleas de gremios docentes.

    El ministro destacó que el rol de la negociación colectiva para la construcción de caminos hacia la solución del conflicto. "Esta es una muy buena solución especialmente para el país", dijo.

    Este lunes habrá clases de Primaria en 16 departamentos, y de Educación Técnica en 17 departamentos. El martes las clases en todos los niveles proseguirán con normalidad.

   La ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, señaló que esta semana pasada “ha sido una semana dura y difícil”. Murro añadió que “esperamos que esto que se firmó hoy se va a respetar”.

   A partir de la convocatoria de este lunes, comenzará una nueva negociación a partir de lo conversado en el acta del 27 de agosto.

DECRETO.

   El Gobierno anunció la aplicación del decreto de esencialidad el 24 de agosto ante los paros previstos por los profesores de educación primaria, secundaria y de la universidad estatal, en un intento por reducir el impacto de las huelgas en los estudiantes.

   Sin embargo, este decreto empeoró el conflicto con los sindicatos, que endurecieron sus medidas de protesta, realizaron movilizaciones masivas y ocuparon centros de estudios. Los sindicatos --que reclaman un aumento salarial y más presupuesto para la educación-- alegaron que la imposición de la medida violaba su derecho a huelga.

   La educación recibirá un 4,8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2015 y 2016, para pasar a un cinco por ciento en 2017 y alcanzar en 2019 el seis por ciento prometido por el presidente, Tabaré Vázquez.

Para leer más