8 de octubre de 2007

Uruguay.-La Xunta destinará dos millones para reconducir la crisis heredada en el Hospital Casa Galicia de Montevideo

Touriño destaca la "relación fluida" con Uruguay en materia económica y social tras entrevistarse con Tabaré Vázquez

MONTEVIDEO, 8 Oct. (De la enviada especial de Europa Press Eva Martínez Millán) -

El presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, anunció hoy la firma "inminente" de un convenio con la Casa Galicia de Montevideo que llevará al Gobierno autonómico a invertir dos millones de euros para modernizar su hospital y dar solución a unas carencias "que vienen de atrás" y que obligaron al Ejecutivo uruguayo a intervenir en el último año para evitar su cierre.

Se trata de una de las principales conclusiones de la entrevista de 45 minutos que mantuvo hoy con el mandatario de Uruguay, Tabaré Vázquez, con quien coincidió en que el centro hospitalario de la Casa Galicia es "vital" para la capital del país, puesto que atiende a más de 58.000 personas de las que por encima de 21.000 son de origen gallego.

No obstante, el Hospital Casa Galicia, la tercera mutua en importancia en la república, tuvo que ser intervenido por el Ejecutivo ante la "situación de crisis" generada, según el presidente autonómico, por "una serie de dificultades que vienen de atrás". Así, y pese a no tener una "responsabilidad directa" en su gestión y pervivencia, Touriño defendió que su Gabinete aspira a "estar cerca de la colectividad" y, por ello, promovió un convenio para modernizar las instalaciones.

La Consejería de Sanidad y la Secretaría General de Emigración serán las encargadas de aportar la partida de dos millones de euros que se destinará en virtud del acuerdo que "de forma inmediata" se establecerá con la propia Casa Galicia, establecido "desde el compromiso y la responsabilidad común ante la importancia" del centro.

Además, este convenio llevará aparejada una auditoría permanente externa que se encargará de velar por la correcta utilización de los fondos, que a juicio de Touriño constituyen una "aportación relevante que se entiende como una muy buena noticia para la sanidad en general y la colectividad gallega en particular".

ENTREVISTA CORDIAL.

A mayores, en la cita "extremadamente cordial" que mantuvo con Tabaré Vázquez, el presidente gallego pudo analizar otras cuestiones de interés mutuo, como la operación actualmente en marcha contra la degradación del barrio de Miguelete, en Montevideo, en la que colabora la Xunta junto a otras comunidades como Andalucía y el propio Estado español para realojar a más de 400 familias.

La actuación, que genera un "orgullo especial" tanto al mandatario uruguayo como a Touriño, según confesó este último, constituye la recuperación de un corredor verde en el tejido urbano de la capital del país que está previsto que concluya el próximo año, cuando el titular de la Xunta aspira a estar de nuevo para conocer pormenorizadamente su puesta en servicio.

Asimismo, en la reunión evaluaron el "compromiso" de convertir Montevideo en "referencia económica" de Mercosur, para lo que adquirirá un "papel decisivo" el puerto de la ciudad, que conocerá un desarrollo mayor a partir de un "proyecto muy querido" de construcción de un área pesquera en la que jugarán un "protagonismo relevante" las compañías gallegas relacionadas con el mar.

Touriño auguró el "éxito" de esta operación, si bien prefirió "no cuantificar" todavía la inversión que supondrá o las previsiones temporales para "generar un nuevo espacio pesquero. No obstante, admitió el "interés" de empresarios de la comunidad "no tanto por consolidar su posición como por suministrar al sector" de los elementos que precise. "Las coordenadas están todas dadas", añadió.

VISITA A GALICIA.

A mayores, los dos presidentes aprovecharon su encuentro para evaluar una posible visita a Galicia, posiblemente el próximo año, de Tabaré Vázquez, que tiene ascendencia orensana y santiaguesa, y que supondría ya la cuarta entrevista entre ambos, tras la que mantuvieron en mayo de 2005, cuando Touriño aspiraba todavía al Gobierno; en marzo de 2006, ya al frente de la Xunta; y la tercera y, hasta ahora, última mantenida esta mañana por espacio de 45 minutos en el palacio presidencial.

En este sentido, el titular de la Xunta destacó la "simpatía y amistad" que une a "dos pueblos y a dos presidentes que se conocen desde hace tiempo" y que, según él, ha dado como resultado un "compromiso de relaciones fluidas, estables y de aproximación".

De igual modo, destacó el "momento relevante" experimentado por los contactos entre Uruguay y España, como demostró la "exitosa" y reciente visita de Tabaré Vázquez a Madrid, con el objetivo, en palabras de Touriño, de "ampliar y reforzar los vínculos de trabajo conjuntos".

Por su parte, precisó que la finalidad de su visita pasa por "compartir proyectos, sumar esfuerzos y estar cerca de una colectividad, la gallega, con un gran peso aquí", puesto que asciende a casi 30.000 personas en Uruguay, una cantidad que en términos relativos es la más importante de toda la representación de los emigrantes a lo largo del mundo.