2 de mayo de 2007

Vaticano/Brasil.- El Papa Benedicto XVI reza para que la V Conferencia Episcopal Latinoamericana dé "abundantes frutos"

CIUDAD DEL VATICANO, 2 May. (EP/AP) -

El Papa Benedicto XVI rezó hoy para que la Quinta Conferencia Episcopal Latinoamericana (CELAM), que inaugurará el próximo 13 de mayo en Aparecida (Brasil) dé "abundantes frutos". Además pidió un esfuerzo en la batalla para mantener el predominante papel de la Iglesia en la región.

"Pidamos al Señor, por intercesión de la Virgen María, que bendiga ese encuentro eclesiástico con abundantes frutos con el fin de que todos los cristianos se sientan verdaderos discípulos de Cristo, enviados por él para evangelizar a sus hermanos con la palabra divina y con el testimonio de la propia vida", manifestó el Pontífice en español, quien viajará la próxima semana a Brasil, donde inaugurará esta conferencia que se realizará del 13 al 31 de mayo.

Tras la tradicional audiencia pública de los miércoles, Benedicto XVI aludió al que será su primer viaje al continente americano, al saludar en español y portugués a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro.

"Próximo ya a mi viaje pastoral a Brasil para inaugurar la Quinta Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, pidamos al Señor, por intercesión de la Virgen María, que bendiga ese encuentro eclesial con abundantes frutos", expresó.

Durante la citada Conferencia de obispos, la cual se celebra una vez cada diez años, el Pontífice tiene previsto exponer su estrategia para la región. Benedicto XVI se centrará en las directivas para controlar la creciente influencia de los protestantes evangélicos, o en las denunciar formuladas por el vaticano de una tendencia de secularización en la región que se evidencia en situaciones como la reciente legalización del aborto en Ciudad de México.

Después, hablando en portugués, se refirió al viaje como "muy esperado" y destacó que Brasil es "una gran nación".

El Papa destacó que en esta visita a Brasil se reunirá con los jóvenes latinoamericanos y con el episcopado del continente. Además entre las actividades que realizará el Pontífice figura la canonización del religioso Antonio de Santa Ana Galvao, conocido como Fray Galvao, quien se convertirá en el primer santo nativo brasileño.

Benedicto XVI rogó, también en portugués, por la protección de la Virgen para que "ese acontecimiento de tanta importancia para toda América Latina" tenga éxito.

Casi la mitad de los 1.200 millones de católicos viven en América Latina pero esta religión ha perdido en los últimos años millones de fieles. Recientemente el cardenal vaticano para Brasil, Claudio Hummes se refirió a este fenómeno como una "hemorragia".

Peregrinos de todo América asistirán al primer viaje largo del Papa, que tendrá lugar entre el 9 y el 14 de mayo. A pesar de la aparente robustez y buen estado de salud del Pontífice, quien cumplió 80 años de edad el mes pasado, él mismo dijo en una entrevista el año pasado que no se encuentra "lo suficientemente fuerte como para planear muchos viajes largos".

En ese sentido, excepto a Ankara en Turquía, los viajes de Benedicto XVI se han reducido al ámbito europeo. Recientemente el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi negó que el Papa tuviera una mentalidad eurocentrista. "No es verdad que sea un 'Eurocéntrico', como algunos señalan", insistió.