1 de abril de 2007

Vaticano/Brasil.- Sao Paulo está "muy feliz" ante la próxima visita de Benedicto XVI, según su alcalde

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Sao Paulo está "muy feliz" ante la próxima visita del Papa Benedicto XVI, según destacó en declaraciones a Europa Press su alcalde, Gilberto Kassab, quien subrayó que ésta es "una de las ciudades con mayor número de católicos del mundo".

Según explicó el alcalde, "ya han comenzado todos los preparativos para la visita" a Sao Paulo, que "está muy feliz" y aguardando "con mucha ansiedad" la llegada del Sumo Pontífice.

"Tengo la certeza absoluta de que los dos días y medio que estará en la ciudad de Sao Paulo, (el Papa) será muy bien recibido", consideró Kassab. Durante estas jornadas, Benedicto XVI "tendrá oportunidad, en los diversos encuentros, de traer su mensaje y escuchar el mensaje de los brasileños que estarán en la ciudad de Sao Paulo", indicó.

El alcalde explicó que Sao Paulo cuenta con una "mayoría muy expresiva de religión católica", pero "convive armónicamente con diversas otras religiones". Durante su visita, el Papa se reunirá con líderes religiosos, no sólo de la Iglesia católica, sino de otras comunidades, además de con las autoridades a nivel federal, estatal y municipal.

Según recordó Kassab, el Papa visitará Brasil con motivo del "importante evento" que tendrá lugar en la ciudad de Aparecida, en el estado de Sao Paulo, con la celebración de la Conferencia General del Episcopado de América Latina y el Caribe, que él mismo inaugurará el domingo 13 de mayo, y que después continuará sus trabajos hasta el día 31. Pero el Sumo Pontífice llegará unos días antes para visitar la capital del Estado, "tal vez por ser Sao Paulo una de las ciudades que más católicos tiene en el mundo", consideró Kassab.

CIUDADES GLOBALES

Gilberto Kassab estuvo esta semana en Madrid con motivo de la conferencia internacional que, bajo el título '¿Qué políticas demandan las ciudades globales?', ha reunido a alcades y representantes de todo el mundo.

De este encuentro, el alcalde hizo una valoración "muy positiva", ya que, aseguró, ha mostrado "la importancia del intercambio entre las ciudades de los países y la importancia de valorar la globalización". Así, explicó que uno de los temas más frecuentes durante las dos jornadas de reuniones fue la preocupación medioambiental y "el papel que los administradores públicos tienen en poner sus políticas en común para intentar revertir esta tendencia".

Respecto a la ciudad de Sao Paulo, Kassab situó sus desafíos más destacados en la mejora de la enseñanza y la sanidad públicas. "La ciudad de Sao Paulo tiene la dimensión de un país. Es una ciudad de aproximadamente 11 millones de habitantes, y su economía representa el 10% del PIB del país", apuntó. Y de esos más de diez millones de habitantes, 2,3 millones son "niños que dependen de la enseñanza pública".

Asimismo, Kassab destacó la convivencia y la armonía que reina en Sao Paulo "en el área de la cultura, convivencia racial, religiosa", lo que la convierte en "una ciudad muy rica y muy diversificada".