23 de mayo de 2007

Vaticano.- El Papa condena las "injusticias" perpetradas contra los indígenas durante la colonización de América

Reconoce que hubo "sombras" en la evangelización del continente

ROMA, 23 May. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El Papa Benedicto XVI reconoció hoy que "no es posible olvidar los sufrimientos e injusticias que infligieron los colonizadores a las poblaciones indígenas", cuyos Derechos Humanos fundamentales "fueron con frecuencia pisoteados", durante el proceso de colonización que se llevó a cabo en América a partir de 1492.

El Romano Pontífice, que hizo estas declaraciones en la Plaza San Pedro, durante la habitual audiencia general de los miércoles, intentó así cerrar la polémica suscitada días atrás, después de que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, le exigiera pedir disculpas a los indígenas por haber afirmado que la evangelización de América se hizo sin imposiciones.

Chávez se refería a uno de los discursos pronunciados por Benedicto XVI durante su reciente viaje a Brasil, justo el día en que inauguró los trabajos de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, y en el que el Papa aseguró que "el anuncio de Jesús y de su Evangelio no supuso, en ningún momento una alienación de las culturas precolombinas, ni fue una imposición de una cultura extraña".

En la audiencia de hoy, en la que participaron unos 50.000 fieles, el Papa precisó que "el recuerdo de un pasado glorioso no puede ignorar las sombras que acompañaron la obra de la evangelización del continente latinoamericano". No obstante, "el deber de mencionar tales crímenes injustificables" no se contrapone con los beneficios que la predicación del Evangelio ha llevado a Latinoamérica, puntualizó.

De hecho, señaló que precisamente hoy, "en la época de la globalización", la "identidad católica" de Latinoamérica se presenta como "la respuesta más adecuada", matizando no obstante, la necesidad de que vaya acompañada "de una seria formación espiritual y de los principios de la doctrina social de la Iglesia".

LA IGLESIA YA CONDENÓ LOS EXCESOS DE LA COLONIZACIÓN.

Por otro lado, Benedicto XVI recordó que los crímenes perpetrados por los colonizadores fueron repetidamente condenados a lo largo de la historia por la Iglesia, en la persona del misionero Bartolomeo de Las Casas (1484-1566), considerado uno de los grandes defensores de las causas de los indios, o el teólogo Francisco de Vitoria, entre otros.

Además, el Papa aprovechó la audiencia general para hacer balance de su visita a Brasil, recorriendo algunos de los pasajes más emblemáticos, desde su multitudinario encuentro con los jóvenes, pasando por la canonización de Fra Antonio di Sant'Anna Galvao, y hasta la inauguración de la V Conferencia General de los obispos latinoamericanos.

El Papa explicó que el mensaje principal que intentó transmitir a los prelados es la necesidad de llevar a cabo "una nueva evangelización" para que la "religiosidad innata" de sus pueblos latinoamericanos se transforme en una "fe madura" y "profunda".