29 de marzo de 2012

Vaticano.- El Papa deja en Cuba y México mensajes a favor de cambios y libertad y contra el embargo y el narcotráfico

ROMA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Papa Benedicto XVI ha aterrizado este jueves en el aeropuerto internacional de Ciampino, en Roma, tras concluir su viaje a México y Cuba que se ha prolongado desde el pasado 23 de marzo hasta este miércoles.

Durante su periplo, ha mantenido reuniones con los mandatarios cubanos Fidel y Raúl Castro, así como con el presidente federal de México, Felipe Calderón, y ha dejado mensajes a favor de cambios y libertad en Cuba, y en contra del narcotráfico y la violencia en México y del embargo en Cuba.

Benedicto XVI se refirió a Cuba ya en el avión de camino a León (México) donde habló del desfase de la ideología marxista y ofreció la ayuda de la Iglesia Católica para buscar nuevos modelos en Cuba. "Hoy es evidente que la ideología marxista, en el modo en que fue concebida, ya no corresponde a la realidad", aseguró.

Concretamente, durante su estancia en la isla caribeña, el Pontífice ha manifestado la necesidad de "cambios" tanto en Cuba como el resto del mundo. "Cuba y el mundo necesitan cambios, pero éstos se darán sólo si cada uno está en condiciones de preguntarse por la verdad y se decide a tomar el camino del amor, sembrando reconciliación y fraternidad", ha declarado.

Así, en uno de sus multitudinarios discursos, ha pedido "que nadie se vea impedido por la limitación de sus libertades fundamentales" y que "Cuba sea la casa de todos y para todos los cubanos, donde convivan la justicia y la libertad, en un clima de serena fraternidad" al tiempo que ha apostado por "una sociedad en la que cada uno se sienta protagonista indispensable del futuro de su vida, su familia y su patria".

Asimismo, el Papa ha defendido la libertad religiosa para poder "proclamar y celebrar la fe también públicamente" y para que la Iglesia pueda dar "testimonio" en su predicación y enseñanza, tanto en la catequesis como en ámbitos escolares y universitarios.

También ha hecho un llamamiento a las familias cubanas para que sean "la célula fundamental de la sociedad" y ha animado en sus palabras a que las familias cristianas den testimonio "de su capacidad de acoger la vida humana, especialmente la más indefensa y necesitada".

Por otro lado, se ha referido al embargo económico impuesto por Estados Unidos a Cuba, indicando que la situación "se ve agravada cuando medidas económicas restrictivas impuestas desde fuera del país pesan negativamente sobre la población" y ha pedido que "se destierren posiciones inamovibles y los puntos de vista unilaterales que tienden a hacer más arduo el entendimiento".

CONTRA LA VIOLENCIA EN MÉXICO

Mientras tanto, en México, Benedicto XVI ha enviado un mensaje de apoyo para la lucha contra el narcotráfico. "México, además de todas sus grandes bellezas tiene el grave problema del narcotráfico y de la violencia", ha afirmado, al tiempo que ha indicado que hay que "hacer lo posible contra ese mal destructivo para la humanidad y para la juventud".

Además, durante su visita al país, ha pedido "consuelo, fortaleza y esperanza" a la Virgen de Guadalupe para las familias que se encuentran "divididas o forzadas a la migración" y para las muchas que "padecen a causa de la pobreza, la corrupción, la violencia doméstica, el narcotráfico, la crisis de valores o la criminalidad".

Asimismo, el Papa ha aprovechado su reunión con los obispos latinoamericanos para exhortarles a estar "del lado de quienes son marginados por la fuerza, el poder o una riqueza que ignora a quienes carecen de casi todo" y su encuentro con niños mexicanos para pedir que se cuide de ellos y que "nunca se apague su sonrisa, puedan vivir en paz y mirar al futuro con confianza".