13 de febrero de 2014

Agentes de Inteligencia allanan la sede de Voluntad Popular

Agentes de Inteligencia allanan la sede de Voluntad Popular
JORGE SILVA / REUTERS

CARACAS, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) de Venezuela han allanado este jueves la sede del partido político opositor Voluntad Popular (VP), después de que la Justicia dictara una orden de captura contra su líder, Leopoldo López, por su supuesta implicación en la ola de violencia de ayer en Caracas.

"El SEBIN entra en la sede de Voluntad Popular sin orden de allanamiento. De manera cobarde. Con abuso de poder. Ya se fueron", ha anunciado el también dirigente de VP Carlos Vecchio en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Aunque el SEBIN no ha informado de los motivos de este allanamiento, iría tras la pista de López, contra quien el Tribunal 16 de Control de Caracas, a cargo de la jueza Ralenys Tovar, emitió ayer una orden de captura.

Tovar ha acusado al que fuera alcalde del municipio de Chacao de los delitos de terrorismo, homicidio, lesiones graves, asociación e instigación a delinquir, intimidación, incendio y daños a la propiedad pública, según ha podido saber el diario venezolano 'El Universal'.

A pesar de que algunos sectores oficialistas habían anunciado la fuga de López, Vecchio ha aclarado en una rueda de prensa que "está en su casa, dando la cara". "No tiene miedo ni acepta chantajes de ningún tipo", ha aseverado.

En las últimas horas, López ha dado entrevistas a cadenas internacionales, como NTN24 y CNN, en las que ha atribuido al Gobierno la violencia capitalina, aseverando que tiene "un plan macabro" para aplastar a la oposición.

Interrogado sobre la orden de captura dictada en su contra, le ha restado importancia, recordando que "esos señalamiento de detención no son nuevos" y ha instado a sus seguidores a "marchar con irreverencia" contra el Gobierno.

JORNADA DE MARCHAS

Ayer, tanto la oposición como el oficialismo salieron a las calles para celebrar el Día de la Juventud, en medio de las críticas por la violenta represión de las manifestaciones estudiantiles por parte de las fuerzas de seguridad en los últimos días.

En Caracas, cientos de personas marcharon lideradas por el movimiento estudiantil y por destacados dirigentes opositores, como López, Henrique Capriles, María Corina Machado y Antonio Ledezma, para denunciar los abusos del Gobierno.

Al mismo tiempo, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, encabezó otra marcha en Caracas en la que denunció el "rebrote en Venezuela una corriente nazi, fascista, que quiere llevar al país a la desestabilización".

Aunque en un principio las marchas transcurrieron pacíficamente, al término de las mismas un grupo de estudiantes que se dirigía a la Fiscalía para exigir la liberación de sus compañeros detenidos fue interceptado por un grupo de choque pro gubernamental.

De acuerdo con las grabaciones y con los testimonios, se produjo un tiroteo en el marco del cual un policía y un estudiante murieron, mientras que varios resultaron heridos. La Fiscalía ha confirmado tres fallecidos y 66 lesionados y ha anunciado la detención de 70 personas.

El Gobierno ha acusado directamente a López de orquestar los enfrentamientos frente a la sede del Ministerio Público y ha ordenado su captura como "autor intelectual". El líder opositor ha restado importancia a las amenazas y ha instado a "marchar con irreverencia".