13 de julio de 2016

Almagro asegura que no pretende "castigar" a Venezuela sino "reencauzar" la democracia

Almagro asegura que no pretende "castigar" a Venezuela sino "reencauzar" la democracia
REUTERS

CARACAS, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha asegurado este miércoles que con la activación de la Carta Democrática no pretende "castigar" a Venezuela sino "reencauzar" la democracia en el país.

Almagro, que se encuentra de visita oficial en Paraguay, ha explicado en declaraciones a la emisora local 780, que aunque la "máxima sanción" que contempla la Carta Democrática por una alteración del orden constitucional es la suspensión de la OEA "no queremos llegar a eso".

El político uruguayo ha indicado a la prensa paraguaya que el proceso de activación de la Carta Democrática está en la "tercera fase", cuando los países miembros deben realizar una "evaluación colectiva" para adoptar, ya en la última fase, las "decisiones oportunas".

Para el líder regional no es posible augurar en qué desembocará este proceso porque "se siguen incorporando elementos para esa evaluación colectiva", dado que la situación política en Venezuela es muy variable.

Así, ha revelado que la posibilidad del diálogo entre el Gobierno y la Mesa de Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora--, en el que media el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, "es una referencia".

También ha subrayado la "situación humanitaria". A este respecto ha destacado que la realidad venezolana ha confirmado lo denunciado en el informe que la Secretaría General elaboró sobre Venezuela y que sirvió de fundamento para activar la Carta Democrática.

Almagro ha puesto como ejemplos "la militarización del sistema productivo" para garantizar el abastecimiento de bienes de primera necesidad y el cruce masivo de venezolanos a Colombia en busca de comida y medicamentos.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha considerado una injerencia en los asuntos internos la petición de Almagro de activar la Carta Democrática contra Venezuela y, en respuesta, ha impulsado un proceso paralelo para cuestionar al secretario general.