23 de abril de 2010

Venezuela/Argentina.- Ex embajador argentino denuncia pago de sobornos a funcionarios para hacer negocios con Venezuela

BUENOS AIRES, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ex embajador argentino en Caracas Eduardo Sadous declaró bajo juramento que los empresarios interesados en hacer negocios con Venezuela debían pagar entre un 15 y un 20 por ciento de sobornos a funcionarios del Ministerio de Planificación de Argentina.

El diplomático aseguró que un grupo de empresarios argentinos le comentó que les habían pedido comisiones para poder realizar negocios con Venezuela en el marco de los acuerdos firmados entre el presidente Hugo Chávez y el ex mandatario Néstor Kirchner (2003-2007).

Saduos, quien encabezó la misión diplomática entre 2002 y 2005, declaró el pasado martes ante el juez federal Julián Ercolini y el fiscal federal Gerardo Pollicita como testigo en una causa judicial que se desarrolla en Argentina, informó este viernes el diario local 'La Nación'.

Funcionarios del Ejecutivo argentino se habrían beneficiado de esos negocios de exportación, mientras que la relación comercial con Venezuela la gestionaban tanto el Ministerio de Exteriores de Argentina como el entonces director del Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi), Claudio Uberti.

El ex embajador aseguró que la información sobre el pago de estos sobornos le fue suministrada por el agregado comercial, Alberto Alvarez Tufillo, "los empresarios y gente de la embajada" de Argentina en Caracas.

Saduos explicó que la Embajada remitía a los empresarios a la Corporación de Alimentos S.A. (CASA) --del Estado venezolano-- con la que lograron negociar "la venta de carnes, alimentos envasados" y otros productos. "Los comentarios eran que les pedían el 15 o 20 por ciento de retorno", insistió.

Como ejemplo mencionó el caso de Eduardo Cabana, un empresario ganadero que quiso exportar vacas a Venezuela, quien dijo que los sobornos se pagaban "del lado argentino" refiriéndose al Ministerio de Planificación. "Una vez autorizado por el ministerio, supongo que se efectuaba a través de una transferencia a las empresas o cheques", acotó.

Saduos renunció a su cargo en la Embajada de Caracas después de denunciar la desaparición de 90 millones de dólares (67 millones de euros) de un fideicomiso que se había constituido para hacer negocios con el Estado venezolano. El dinero apareció posteriormente pero se maneja la hipótesis de que fue utilizado comprar divisas en el mercado paralelo venezolano y lograr una ganancia de unos 13 millones de dólares (9,7 millones de euros).