26 de mayo de 2006

Venezuela.- La Armada venezolana firma hoy con Navantia el inicio de la construcción de las ocho patrulleras en Cádiz

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

La Armada de la República Bolivariana de Venezuela y Navantia, empresa española del sector de la construcción naval militar, suscribirán hoy en el Astillero San Fernando-Puerto Real (Cádiz) el acta de inicio de los trabajos de construcción de 8 patrulleras para el componente naval de la Fuerza Armada venezolana.

La firma estará a cargo del Comandante General de la Armada de Venezuela, vicealmirante Armando Laguna Laguna, y el presidente de Navantia, Juan Pedro Gómez Jaén. Las nuevas construcciones navales se enmarcan en los contratos refrendados en el Palacio de Miraflores de Caracas el pasado 28 de noviembre de 2005, con la presencia del entonces ministro español de Defensa, José Bono, y su homólogo venezolano, Orlando Maniglia.

Los trabajos contemplan la construcción de 4 patrulleros oceánicos para la vigilancia de la Zona Económica Exclusiva y de otros 4 para la vigilancia del litoral para servicios de guardacostas, diseñados para acciones de defensa de las aguas territoriales venezolanas, informó la Embajada venezolana en un comunicado.

Entre las operaciones a desarrollar con estos patrulleros destacan las de policía para reestablecer el orden interno en el marco de los delitos e ilícitos que se presentan con mayor auge en espacios marítimos como el narcotráfico, contrabando, entre otros.

Asimismo, las acciones previstas por la Armada venezolana con estos nuevos patrulleros incluyen su participación activa en el desarrollo nacional garantizando el aprovechamiento y conservación de los espacios acuáticos como vías de comunicación y como fuente de recursos hidrobiológicos, particularmente en cuanto a proteger las actividades de pesca, tanto artesanales como industriales.

El embajador venezolano en Madrid, Arévalo Méndez Romero, destacó que el inicio de la construcción de estos patrulleros demuestra "la consolidación de la cooperación en el ámbito económico y comercial entre los dos países y en general de las relaciones bilaterales".

Apuntó que "la cercanía entre las sociedades y economías de los dos países está impulsando el crecimiento de los contactos e intercambios entre los sectores productivos y sociales de ambas partes", y precisó particularmente que "las nuevas construcciones impactarán positivamente alrededor del astillero, tanto en lo propiamente comercial como en la generación de empleo y estabilidad para los trabajadores de la región".

En este sentido, Navantia "ha estimado que estos contratos suponen un total de 4,5 millones de horas de trabajo, siendo 1,6 millones para la industria auxiliar". La construcción de estos barcos se llevará a cabo en el Astillero de San Fernando-Puerto Real, dotando así a la zona de la Bahía de Cádiz "de una plena ocupación hasta finales del año 2011".

Por otro lado, el embajador comentó el aporte de este proyecto al desarrollo de la industria naval venezolana, dado que el último de los patrulleros se construirá en instalaciones de Diques y Astilleros Nacionales C.A. (DIANCA) en Puerto Cabello, "lo que supone la transferencia de conocimiento y tecnología de última generación de parte de Navantia dado que se trata de un proyecto innovador en un mercado actualmente en auge, como es el de los patrulleros de altura y de vigilancia".

"Este proyecto además de ser una muestra de eficacia en la cooperación entre Venezuela y España, implica de hecho el aprovechamiento de nuestro país de la experiencia española en aspectos operativos, logísticos, de capacitación, en el área de tecnología e industria naval militar", indicó Méndez.

En tal sentido, añadió que el Gobierno venezolano reconoce la disposición de cooperación del Ejecutivo español y explicó que "este esfuerzo común demuestra el compromiso de ambas partes para combatir el narcotráfico, dado que hay un apoyo decidido y sincero de España para que nuestro país aumente sus capacidades logísticas en contra de este grave flagelo".

"Esta alianza se contrapone al doble discurso del gobierno de los Estados Unidos que pretende impedir que el Gobierno venezolano se dote del equipamiento militar necesario para combatir eficazmente el narcotráfico, pero simultáneamente nos acusa de no hacerlo", señaló.

Navantia ya recibió el primer pago de los patrulleras contratadas, entrando en vigor el contrato firmado el 28 de noviembre de 2005. Las construcciones se irán iniciando, una tras otra, desde enero de 2007 hasta marzo de 2009. Las entregas están previstas, conforme se vayan finalizando las embarcaciones, desde septiembre de 2008 hasta junio del 2011.