4 de julio de 2007

Venezuela.-El arzobispo de Valencia (Venezuela) asegura que "no hay espacios" de "verdaderos encuentros" con el Gobierno

Afirma que América Latina está "muy lejos de esa frialdad racional europea que apaga cualquier sentimiento religioso"

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Valencia (Venezuela), monseñor Reinaldo Del Prette Lissot, aseguró hoy que en este país latinoamericano "no hay espacios" de "verdaderos encuentros" con el Gobierno del presidente Hugo Chávez, el cual, según denunció, "está haciendo menguar progresivamente la libertad de expresión" tras el cierre de Radio Televisión Caracas (RTVC) al no renovarle su concesión de transmisión.

"Sí hay libertad de expresión en Venezuela, pero también se observa que hay una intención de ir reduciendo ese espacio de libertad", afirmó el prelado, durante un desayuno organizado hoy en Madrid por la Asociación para la Promoción de la Cultura Afroeuropea.

Frente a esta situación, monseñor Del Prette Lissot, quien recibió el Palio Arzobispal de manos del Papa Benedicto XVI el pasado 29 de junio, solemnidad de San Pablo y San Pedro, en Roma, recordó al presidente que "las democracias deben ser abiertas y que no se puede gobernar sin oposición". "Si no tienes oposición no tienes ninguna referencia", alertó.

Asimismo, aseguró que el país "está muy dividido" y que esa división "ya se percibe también entre los propios miembros de la familia". Por ello, abogó por "el diálogo" y recordó que la misión actual de su iglesia es "trabajar por la unidad". "La iglesia debe ser espacio de encuentro entre las partes ya que a nuestras iglesias acuden tanto oficialistas como opositores", aseguró Del Prette, quien lamentó "los escasos espacios diálogo" que concede el Gobierno.

EL EPISCOPADO: "A LA EXPECTATIVA".

"Le hemos preguntado a Chávez a qué se refiere cuando habla de socialismo del siglo XXI pero nos ha contestado enviándonos una serie de libros donde no hay suficiente doctrina como para saber por dónde pueden ir los tiros", señaló el prelado, al tiempo que aseguró que por ello, la Conferencia Episcopal se encuentra a la "expectativa".

El prelado también criticó la nueva ley de educación que promueve el Ejecutivo y que pretende relegar la enseñanza de la Religión a la esfera privada o de la iglesia. Al respecto, advirtió de que el hombre "sin Dios cae en la ética relativista" y que no se puede enseñar educación ciudadana a los alumnos si no se basa en principios fundamentales como el derecho a la vida.

Por otra parte, el responsable de la Arquidiócesis de Valencia se manifestó a favor de introducir en las celebraciones litúrgicas todo elemento que pueda ayudar a la gente "a entrar en oración y alabar a Dios". Sobre este tema, destacó los "buenos resultados" que la danza ha producido en la celebración de la Eucaristía en ese país iberoamericano. "Si la iglesia dijese que no se puede pues lo dejaríamos de hacer pero la última exhortación del Papa, pese a no aconsejarlo, tampoco lo prohíbe", aseguró.

El arzobispo también se refirió "al proceso de secularización radical" que atraviesa Europa y dijo estar convencido de que América Latina "no seguirá esos pasos". "Lo que ha sucedido en Europa es muy de la cultura europea. América Latina tiene un alma que está muy lejos de esa frialdad racional europea que apaga cualquier sentimiento religioso", aseveró.

El 84 por ciento de los venezolanos se declara católico, el 45 por ciento participa de los sacramentos, fiestas parroquiales y funerales y sólo un 15% acude todos los domingos a misa, indicó Del Prette. Asimismo, señaló que el 12 por ciento de las escuelas en Venezuela son católicas.