15 de agosto de 2006

Venezuela.- Las autoridades creen que Carlos Ortega, opositor a Chávez, ha escapado de la cárcel con "ayuda interna"

CARACAS, 15 Ago. (EP/AP) -

El ministro de la Defensa, general Raúl Baduel, descartó el lunes que el dirigente laboral Carlos Ortega haya utilizado la fuerza o un túnel para escapar de una cárcel militar, y expresó que las investigaciones apuntan a que se fugó gracias a "complicidad interna".

Baduel dijo a la televisora estatal que las evidencias recabadas hasta el momento revelan que "no hay violencia física en ningún sector del recinto. No hay podríamos decir un túnel o algún otro dispositivo que hubiese ayudado en esta fuga", ocurrida el domingo.

"Todo conduce a presumir que pueda haber complicidad interna", afirmó el ministro.

El director del penal militar de Ramo Verde, coronel Gustavo Busnego, informó de que los organismos de seguridad están interrogando a 14 personas que estuvieron de guardia la madrugada del domingo, período en el que se presume que Ortega, dirigente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), se fugó junto con tres militares retirados, que también cumplían penas de prisión.

"Hubo mucho dinero que se manejó en esta operación", dijo el ministro del Interior, Jesse Chacón, al informar que los cuerpos de seguridad disponen de evidencias que señalan que se habría pagado a personal de la cárcel para facilitar el escape de las cuatro personas.

"Cuál es el pago, cuánto, cómo se dio, y en qué condiciones, es parte de la investigación que estamos haciendo. Están siendo declarados todas las personas que tuvieron que ver ese día con la guardia", señaló Chacón en rueda de prensa.

El ministro del Interior explicó que las autoridades manejan las hipótesis de que los prófugos pudieron haber huido hacia la isla caribeña de Aruba o Colombia.

"Cualquier salida hacia alguno de estos destinos (Aruba o Colombia) pesamos nosotros que está conectado con una llegada a los Estados Unidos. Esto es muy sencillo de ver dentro de la misma estrategia que se ha estado manejando desde los Estados Unidos y la posibilidad de que los Estados Unidos le abra las puertas", agregó.

Ortega, de 60 años, uno de los principales adversarios del presidente Hugo Chávez, encabezó a finales del 2002 una huelga de dos meses contra el gobierno que le acarreó un proceso judicial que lo llevó a asilarse en marzo del 2003 en Costa Rica por un año.

Luego de permanecer varios meses en la clandestinidad, fue capturado en Caracas a comienzos del 2005, y se convirtió en un prisionero político, según lo calificó la oposición a Chávez.

Partidarios y detractores expresaron el lunes la sospecha de que Ortega, aunque trate de pasar inadvertido, eventualmente emergerá para tratar de reanudar las protestas contra Chávez antes de las elecciones presidenciales del 3 de diciembre.

"Carlos siempre ha sido un hombre peleador", dijo el político opositor Edgar Zambrano, quien visitó al dirigente sindical el mes pasado en la cárcel.