16 de enero de 2006

Venezuela.-Ayuntamiento de Sevilla apoya la movilización de trabajadores de CASA que denuncian "obstruccionismo" de EEUU

SEVILLA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), apoyó hoy la movilización de los trabajadores de EADS-CASA contra la decisión de Estados Unidos de no permitir que los aviones que España venderá a Venezuela dispongan de tecnología norteamericana, y criticó el "obstrucionismo" estadounidense.

En declaraciones a Europa Press, Rodrigo Torrijos afirmó que "los trabajadores tienen toda la razón" al manifestar su rechazo a lo que calificó como "una iniciativa de cinismo internacional en defensa de la soberanía y contra la libre voluntad de comerciar con un Estado democrático como es el venezolano".

En este sentido, consideró "claramente" que se trata de "una de las operaciones más harteras y cínicas de caracter internacional", ya que "pone en cuestión lo que siempre defiende el Gobierno norteamericano, la libertad de mercado, y la quiebra cuando la condiciona a la libertad de defender la tecnología que le es propia".

Para el edil de Empleo, esta decisión "enmascara una actitud obstruccionista y autárquica, defensor de la industria y la tecnología de Estados Unidos".

Asimismo, lamentó que "pone en cuestión un volumen muy importante de horas de trabajo y, por tanto, de empleo para EADS-CASA" y reiteró "toda" su "solidaridad, compresión y coincidencia", con las protestas de los trabajadores.

Los empleados de la factoría sevillana de EADS-CASA realizaron hoy paros de cinco minutos al mediodía, al igual que en el resto de España, ante la posibilidad de que se ponga "en peligro el programa y toda la industrial aeroespacial de España".

El presidente del comité interempresa de la compañía EADS-CASA, José Alcázar, señaló a Europa Press que esta iniciativa, acordada por unanimidad entre todos los representantes de los empleados, incluidos sindicatos, "pretende llamar la atención de todos los partidos políticos para recordarles que una situación de estas características no beneficia en absoluto a este país".

"Si EEUU ha vetado el hecho en sí de no ceder su tecnología para estos aviones debido a la política desarrollada por el Ministerio de Asuntos Exteriores se tendría que cerrar filas y unificar una posición política, ya que un acuerdo industrial de este calibre supone no solamente la consolidación de la industria española sino el poder aumentarla en una área tan especial como América latina", explicó.