12 de noviembre de 2007

Venezuela.- La Cámara Comercio de Caracas pide disculpas a los españoles por "la afrenta" de Chávez al Gobierno y al Rey

El director ejecutivo de la entidad empresarial califica a don Juan Carlos de "personaje de excepción" con vocación hacia América Latina

CARACAS, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Caracas, Víctor Maldonado, pidió hoy disculpas al pueblo español por la "afrenta" realizada por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el pasado sábado en Santiago de Chile en la figura de sus "gobernantes actuales y en la persona de los que han sido y han tenido el privilegio de gobernar ese país en épocas anteriores como es el caso del ex presidente Aznar".

Según indicó Maldonado en una entrevista concedida a Europa Press, los venezolanos lamentan "profundamente" que haya sido Chávez "uno de los protagonistas de esta expresión de heterodoxia diplomática" por la que se ha afrentado "al gobierno español y al jefe del Estado, el Rey Juan Carlos". Asimismo reconoció que las Cumbres Iberoamericanas son un foro que "forma parte de la inmensa buena voluntad del Reino de España con América Latina para estrechar los lazos, transformar y actualizar la historia cincuentenaria de relaciones entre América y España hacia caminos de cooperación y progreso".

Sobre la valoración del incidente diplomático en la sesión de clausura de la XVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno el pasado fin de semana en Santiago de Chile, Maldonado consideró que "quedó absolutamente claro quién tenía la razón y quien hacía el reclamo más sensato en la forma de pedir respeto y un tratamiento que, en cuanto a forma y fondo, pudiese expresar cooperación y no separación".

"La circunstancia fue debidamente ganada y agotada por el señor Zapatero", acotó.

Por otra parte, se permitió emitir una recomendación para que en España no se caiga "en el enganche psicológico al que acostumbra el presidente Chávez, que no suelta el tema hasta que no consigue una salida honrosa".

"En la misma medida en que el presidente Chávez quede en el concierto internacional hablando solo y sin que nadie le preste demasiada atención, en esa medida se salvaguardarán los intereses económicos y las relaciones de largo plazo entre los pueblos de España y Venezuela", añadió.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Caracas agradeció las palabras del ministro español, Miguel Ángel Moratinos, "especialmente dedicadas a las relaciones" con Hispanoamérica cuando indicó que el gobierno español agotará los mecanismos para que el incidente no pase a más y destacó el hecho de que el Ejecutivo español descarte llamar a consultas al Embajador de España en Venezuela.

Sin embargo, Maldonado criticó que en los últimos diez años, "pero de "forma especial o con mayor énfasis en el gobierno del presidente Rodríguez Zapatero", España "ha tenido una actitud muy tolerante con el gobierno de Chávez". Por tanto, consideró que el incidente "simplemente es un baño de realidad" porque en las relaciones internacionales, los gobiernos "deben manifestar en la práctica y también en sus discursos" el compromiso con las prácticas democráticas y el respeto de los Derechos Humanos.

Por otra parte, el director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Caracas insistió en pedir "disculpas" a los españoles por "la afrenta cometida en la persona del Rey Juan Carlos", al que definió como "un personaje de excepción" que pasará a la Historia porque "supo manejar con buen tino y con absoluta tolerancia y aplomo la transición del franquismo a una de las democracia más modernas" y que "llevó a un país muy poco desarrollado a ser una de las economías más fuertes y vigorosas del mundo".

Asimismo, se dirigió a los empresarios españoles puesto que en la medida en que se "mantenga el flujo de intercambio comercial y de nuevas inversiones" será "imposible" que "tentación autoritaria" alguna logre "imponerse" ya que "en la misma medida en que hay empresa privada no puede haber autoritarismo que no se descomponga poco a poco frente a la evidencia que la empresa crea oportunidades de trabajo".

En ese sentido, agregó que los venezolanos esperan del pueblo y del gobierno español "la elevación del compromiso que ya tienen por abrir un diálogo y mantener la agenda abierta para que el gobierno venezolano, lamentablemente distante de las reglas del juego democráticas y ortodoxas y distante del respeto a los Derechos Humanos, encuentre en España un llamado de atención y un camino de alerta".

EXPROPIACIONES A ESPAÑOLES EN VENEZUELA.

Maldonado reprobó las constantes expropiaciones del gobierno de Chávez contra las propiedades de empresarios, muchos de ellos, españoles, las cuales, dijo que no le cabe duda de que "tienen un poso de xenofobia" porque "este gobierno irrespeta el estado de Derecho y toma y establece sus propias reglas".

"Si uno observa el discurso del presidente de la República se ve que quiere replantear la Historia. En el fondo establece un plan de confrontación con nuestra tradición española y colonial. Han ido contra empresarios toda la vida, contra empresarios españoles que llegaron a Venezuela y construyeron una fortuna legítima; pero no solo con los españoles, nosotros estamos sometidos a este régimen como venezolanos y los españoles como ciudadanos que están aquí con nosotros, ya que muchos de ellos han adquirido la doble nacionalidad", declaró a Europa Press.

El representante empresarial opinó que en Venezuela existe en la actualidad "una disfunción muy aguda entre el estado de derecho y la Constitución y una práctica absolutamente arbitraria" de Chávez quien, de esta manera, "quiere dar lecciones de nacionalismo y soberanía atropellando descaradamente derechos y libertades".

En ese sentido aseguró que la Cámara repudia las expropiaciones que no estén ajustadas a la ley y sobre todo que no estén sujetas al interés social. "Estas expropiaciones no están vinculadas con ningún interés público sino que en el fondo se nota revanchismo, arbitrariedad y la manía de los gobiernos totalitarios de querer dar lecciones moralinas y por esta vía fomentar el enfrentamiento entre clases sociales", añadió Maldonado quien acusó al Gobierno, el cual "expropia, se queda con la propiedad y no la distribuye".

REFORMA CONSTITUCIONAL.

Por último, Maldonado calificó de "inconveniente a los intereses democráticos" la reforma constitucional impulsada por Hugo Chávez, un propuesta, dijo, que "concentra todo el poder en manos del presidente" y que pone "condiciones a derechos tan fundamentales como el derecho a la propiedad y a la libre iniciativa".

"Si pudiésemos tener una plantilla de lo que es la democracia y lo que no es, con esta reforma constitucional en manos de una persona, como el presidente Hugo Chávez Frías, la plantilla no cuadraría con la lógica democrática y tendríamos que redefinir al régimen venezolano y al país como socialista de corte autoritario e, incluso, como un nuevo neototalitarismo que habrá que hacerle seguimiento muy cercano en su práctica", afirmó.

Como representante de la corporación "más vieja" del país, fundada hace más de 115 años, Maldonado puso la atención en que "no tiene sentido que una reforma constitucional" que tildó de "nula de toda legitimidad" porque el mecanismo adoptado "no es el marcado para hacer reformas en nuestra carta constitucional" y advirtió que en el caso de que los venezolanos voten afirmativamente en el referéndum previsto para el próximo 2 de diciembre, Venezuela "va a carecer de la legitimidad y la eficacia para mantener la paz y el sosiego de los venezolanos".

Finalmente, reconoció que los empresarios están "muy preocupados", no solo por los derechos de propiedad sino porque "el poder corrompe" y porque el mando en manos de una sola persona "solo puede conducir en un régimen tiránico que, por su propia irracionalidad, va a ir tarde o temprano contra los Derechos Humanos y los derechos de los ciudadanos".