14 de septiembre de 2012

Venezuela.- Capriles expulsa de su equipo de campaña electoral al diputado acusado de aceptar sobornos

CARACAS, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El candidato de la Mesa de Unidad de Democrática (MUD) a las elecciones presidenciales del 7 de octubre en Venezuela, Henrique Capriles, ha anunciado la expulsión del diputado Juan Carlos Caldera de su equipo de campaña electoral, después de que saliera a la luz un vídeo que evidencia un comportamiento corrupto por su parte.

Un grupo de diputados del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha hecho público este jueves un vídeo que muestra a Caldera recibiendo dinero de una persona no identificada que paga por una "tarea" que no se aclara, aunque las partes también negocian un encuentro entre Capriles y un "jefe" que financiaría su candidatura presidencial desde el extranjero.

Tras conocer la noticia, Capriles ha dado una rueda de prensa en la que ha anunciado la expulsión de Caldera. "Queda excluido de la campaña electoral, queda excluido de este proyecto, queda excluido del Comando Venezuela como nuestro representante ante el Consejo Nacional Electoral (CNE)", ha anunciado. Además, se ha puesto a disposición de las autoridades electorales para realizar una investigación.

"Él se puso al margen de un proyecto que estamos construyendo con los dedos, con las manos", ha dicho en alusión a Caldera. "Nadie tiene derecho a utilizar mi nombre para buscar beneficios personales. Los que se acercan a este proyecto para eso, se van a encontrar con una pared", ha advertido.

Así, ha aclarado que no acepta "chantajes" ni "presiones" de "nadie". "Siempre he sido y seré un libro abierto. No estoy aquí para defender los intereses de ningún grupo, sino para construir una Venezuela en la los venezolanos puedan avanzar y no nos van a sacar de ese camino de progreso y esperanza que queremos entregarle al pueblo. Lo más importante para nosotros es la ética, la moral, mirar a los ojos a la gente con transparencia", ha aseverado.

En este sentido, ha adelantado que, en caso de llegar al Palacio de Miraflores, "los recursos serán administrados con total transparencia y eficiencia para resolver los problemas del pueblo". "El poder tiene que ser implacable contra la corrupción y yo voy a luchar contra la corrupción de este Gobierno", ha afirmado.

Además, Capriles ha acusado al Gobierno de Hugo Chávez de estar detrás de una campaña para "enlodar" su nombre y su proyecto político. "No vamos a permitir que el Gobierno nos lleve al terreno de su pantano", ha advertido, según informa Comando Venezuela en un comunicado.

En la misma línea, el líder opositor ha acusado al Gobierno de "tapar" los actos de corrupción. "A cuántos señalamientos de nuestro pueblo, que denuncia que se cogen los recursos, les ha echado tierrita por encima el Gobierno porque son dirigentes de su partido político", ha señalado.

En este contexto, ha instado a los venezolanos a "confiar" en su proyecto político. "Tengan fe en este nuevo liderazgo, en esta nueva visión de hacer política, que le hará frente a todos esos vicios", ha prometido. "Invito a los venezolanos a que sigamos adelante, con la alegría y la esperanza de construir una Venezuela distinta, porque ese sueño no nos lo robará nadie", ha indicado.

EXPULSIÓN DEL PARTIDO POLÍTICO

Por su parte, el coordinador nacional de Primero de Justicia, Julio Borges, ha anunciado la expulsión de Caldera del partido político, que forma parte de la coalición opositora que lidera Capriles. "Queda apartado de su militancia", ha anunciado.

Si bien ha considerado que se trata de un intento del Gobierno de "enlodar" el triunfo de la oposición en las elecciones presidenciales. "Es una muestra del miedo ante la derrota electoral", ha aseverado.

A este respecto, el líder de Primero de Justicia ha confiado en que "la verdad sea resuelta y que este caso no quede en total impunidad, como estamos acostumbrados a ver en Venezuela".

"GUERRA SUCIA"

Por su parte, Caldera, que también ha comparecido ante los medios de comunicación, ha asegurado que ha sido víctima de una "guerra sucia" orquestada por el empresario venezolano Wilmer RupHoy es un día difícil, pero lo digo con mucha tranquilidad y seguridad: fui demasiado ingenuo, me montaron una olla (trampa)", ha dicho.

El diputado opositor ha explicado que Ruperti se ofreció a financiar su campaña electoral para la Alcaldía de Sucre y que por ello se reunieron hasta en tres ocasiones. Así, ha aclarado que las imágenes muestran el momento en que le entrega 20.000 bolívares fuertes (euros) con ese fin.

"El señor Ruperti me dijo que le ve mucha posibilidad al triunfo de Capriles y que quería aportar y acercarse a él. Después de esto me reuní otra vez con él y me dio 20.000 bolívares más", ha aclarado, en declaraciones recogidas por la cadena Globovisión.

Caldera ha revelado que, después de ésta última reunión, no ha podido volver a contactar con Ruperti, a pesar de que hasta ahora no había tenido ningún problema para hacerlo a través de su asistente personal, Luis Peña.

Por ello, el diputado opositor ha considerado que se trata de un acto de venganza del presidente del Parlamento, Diosdado Cabello. "Esto es fruto de la desesperación. Gracias a Dios todo el mundo recuerda que el 5 de enero del 2012, cuando se instaló por segunda vez la cúpula directiva de la Asamblea Nacional, me tocó a mí rechazar su nombramiento", ha recordado.

Desde entonces, ha apuntado, Cabello "se ha movido por la animadversión", por lo que le ha responsabilizado de su seguridad personal y de la de su familia, al tiempo que ha adelantado que no va a abandonar Venezuela. "Tenemos Caldera para rato", ha afirmado.

A pesar de todo ello, ha realizado una firme defensa de la candidatura presidencial de Capriles y ha reiterado su militancia "de corazón" en Primero de Justicia. ""Mi corazón no lo ocupo con odio ni rencores", ha apuntado.