10 de junio de 2012

Venezuela.- Capriles formaliza su candidatura acompañado de una multitud de simpatizantes en Caracas

CARACAS, 10 Jun. (Reuters/EP) -

El candidato de la oposición venezolana, Henrique Capriles, inundó las calles de Caracas este domingo con cientos de miles de simpatizantes al formalizar su candudatura a las elecciones presidenciales, en las que busca sacar del poder, 13 años después, a un Hugo Chávez enfermo de cáncer.

Impulsado por unas primarias en las que participaron más de tres millones de personas, muchas más de lo esperado, Capriles demostró por primera vez su poder de convocatoria en la calle.

La marcha, que abarcó buena parte de la ciudad con seguidores que bailaban y ondeaban banderas de partidos del candidato, es una de las manifestaciones más grandes que ha logrado la oposición en la última década, después de años de convocatorias exiguas.

"El 7 de octubre vamos a decidir no entre dos hombres, sino entre dos opciones de vida (...) Hoy doy un paso más para la victoria", gritó Capriles eufórico desde un tarima a su llegada al Consejo Nacional Electoral para inscribir su candidatura, tras un recorrido de más de 10 kilómetros.

Los activistas, que según Capriles superaron el millón de personas, llenaron las calles del centro de Caracas e incluso muchos quedaron sin poder acceder a una zona reservada por años a los partidarios de Chávez.

Fuegos artificiales, artistas y música en vivo sirvieron de telón de fondo al recorrido, que transcurrió sin contratiempos bajo el lema "hay un camino".

"Solo no puede Capriles. Capriles necesita a los 28 millones de venezolanos (...) Voy a ser el presidente de los rojos (partidarios de Chávez) también", dijo el candidato antes de formalizar su postulación y entregar un plan de Gobierno focalizado en la seguridad, el empleo y los programas sociales.

"Creo que podemos ganar, claro que sí. A la vista está, mira todas las personas que lo estamos acompañando ahora. Yo digo que Capriles será el próximo presidente", dijo Lorelis Reina, una comerciante informal de 25 años.

Chávez tiene previsto inscribir su candidatura mañana lunes con otra marcha que también promete ser multitudinaria.

"Sin duda alguna, la gente superó (las expectativas). La gente nos ha superado siempre. Estamos seguros de que vamos a ganar", dijo Armando Briquet, jefe de campaña de Capriles.

Sin embargo, el oficialismo proyecta que su ventaja es irreversible a cuatro meses de los comicios.

Las marchas sirven de termómetro del apoyo a ambos candidatos en medio del precalentamiento de la campaña electoral, que formalmente arranca en julio, y de la polarización de la opinión pública.

"Todos vinimos por convicción propia, no nos pusieron una camisa roja", dijo a Reuters Norgel Rojas, un abogado que se trasladó desde el sur del país, en referencia a las camisas que suelen usar los partidarios de Chávez en sus actos.

Sin embargo, la televisión estatal mostró decenas de autobuses alineados alrededor de Caracas buscando demostrar que la movilización no fue completamente espontánea.

Las enormes manifestaciones callejeras del oficialismo -la última de ellas el 1 de mayo en ausencia de Chávez- suelen tener como trasfondo la contratación de cientos de autobuses que movilizan a los seguidores del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) desde diferentes regiones del país.

Capriles, que acaba de delegar la gobernación del estratégico estado Miranda para correr por la silla presidencial, no ha perdido una sola elección hasta ahora, mientras ha sorteado varios obstáculos políticos, entre ellos su encarcelamiento en el 2006 y un posterior intento de reabrir el caso en su contra.