20 de marzo de 2007

Venezuela.- Caracas asegura que decir que no hay libertad de expresión en el país "es la más descarada de las mentiras"

CARACAS, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro venezolano de Comunicación e Información, Willian Lara, rechazó el informe de la reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y replicó que "decir que no hay libertad de expresión en el país es la más descarada de las mentiras".

En respuesta a las afirmaciones de la SIP en Cartagena de Indias (Colombia) acerca de que en Venezuela se registran violaciones al ejercidio del periodistmo, Lara señaló que "puede decirse que también en libertad de expresión" el país sudamericano "tiene ocho estrellas" y que es "un país campeón en libertad de expresión".

"Queremos expresar nuestra opinión en torno a esta nueva agresión de la Sociedad Interamericana de Explotadores de Periodistas contra la democracia venezolana", insistió el ministro, según informa la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).

Respecto al caso de RCTV, tema abordado en la reunión de la SIP, Lara señaló que "pretender establecer una plataforma propagandística para impulsar los intereses particulares de un grupo oligárquico que se obsesiona por desconocer el Estado de Derecho venezolano, que se obsesiona por desconocer la voluntad democrática, legal, constitucional en la decisión irreversible, incontrovertible, plenamente justificada, apegada a la ley y la justicia de no ratificar la concesión de una televisora a partir del 28 de mayo, es intentar colocarse por encima del Estado de Derecho y la Constitución, de modo que no habrá presión que valga".

Según manifestó el ministro de Comunicación e Información, "pueden seguir emitiendo sus comunicados y remitidos, pero el 28 de mayo la señal del canal 2 (de RCTV) regresará a la soberanía popular venezolana".

En cuanto a la ausencia del premio Nobel de literatura Gabriel García Márquez en la reunión de empresarios de la prensa, destacó que esto "lleva un mensaje, la conciencia democrática de América Latina rechaza la agresión que este grupo de plutócratas de la prensa del continente están armando contra Venezuela, contra la democracia venezolana".

Para Lara, quienes estuvieron en la reunión de la SIP "no son representantes de los periodistas venezolanos, ni los periodistas de ningún país del continente, son propietarios capitalistas de la prensa que utilizan sus medios para presionar, chantajear y hacer negocios a costa de los derechos de los pueblos de América Latina".