17 de octubre de 2006

Venezuela.- Caracas "no tiene ninguna objeción" a la presencia del etarra Cubillas y su esposa en el país

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, aseguró esta mañana en Madrid que su Gobierno "no tiene ninguna objeción" a la presencia del etarra Arturo Cubillas y su esposa Goizeder Odriozola en Venezuela pues estos últimos "no han incurrido en ningún delito" en el país sudamericano.

Rangel recordó a la prensa al término de una entrevista con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, que Cubillas se encuentra en Venezuela en virtud de un convenio firmado en la década de los ochenta entre los Gobiernos español de Felipe González y venezolano de Carlos Andrés Pérez.

"Está naturalizado venezolano, trabaja en Venezuela desde hace mucho tiempo. Se casó con una mujer hija de vascos exiliados cuando la guerra en España, estudiante de Periodismo ella, se graduó en la Universidad Central. Es una pareja muy seria, muy responsable de su trabajo, no han incurrido en ningún delito en Venezuela", resumió Rangel sobre la situación de Cubillas y Odriozola, ambos con nacionalidad venezolana.

Si bien constató que actos como los que hizo Cubillas en su etapa de miembro de ETA son una "actitud despreciable desde el punto de vista de lo que representa los valores humanos", añadió que Cubillas y su esposa son "gente que está dedicada al trabajo, que no ha dado ninguna demostración de participar en actividades subversivas, ilegales, terroristas ni nada del estilo".

Por ello, el vicepresidente venezolano dejó claro que su país "no tiene ninguna objeción a la presencia de ellos allá" cuando, además, el primero está en virtud "de un convenio entre el Estado español y el Estado venezolano".

EXTRADICIÓN EN 1989

El ministro venezolano de Interior y Justicia, Jesse Chacón, ya indicó el pasado 3 de octubre que España conocía que el etarra Arturo Cubillas, responsable de cometer al menos tres delitos de sangre en los años ochenta, estaba en Venezuela desde 1989.

"Cubillas y otros diez ciudadanos vinculados con el problema vasco" ingresaron en Venezuela "legalmente" a través de este acuerdo para su "reinserción social" en el país sudamericano, apuntó el citado ministro.

Asimismo, subrayó que no existe ningún etarra que trabaje para Gobierno presidido por Hugo Chávez. Sin embargo, reconoció que Odriozola trabaja como directora general del despacho de la Presidencia.

El ministro venezolano aseguró que "ni la justicia ni el Gobierno español" se han puesto en contacto con las autoridades de su país para solicitar la extradición de Cubillas ni de ninguno de los otros diez etarras. Además, dijo que sobre Cubillas no pesa ninguna solicitud de captura firmada por la Interpol.

Sin embargo, adelantó que si el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero solicitara la extradición de cubillas, ésta sería atendida por el ejecutivo venezolano, siempre y cuando no contradiga el acuerdo firmado en 1989 por Felipe González, Carlos Andrés Pérez y las autoridades de Argelia, país desde el que Cubillas fue extraditado.