26 de septiembre de 2014

Casi 800 personas detenidas en Venezuela por contrabando

Casi 800 personas detenidas en Venezuela por contrabando
REUTERS

CARACAS, 26 Sep. (Reuters/EP) -  

   Venezuela ha detenido a 794 personas desde mediados de agosto por el presunto contrabando de bienes de primera necesidad y combustible subsidiados hacia países limítrofes, en medio de una cruzada del presidente Nicolás Maduro para reducir la escasez, un problema que afecta a muchos venezolanos.

   Unas 631 personas fueron encarceladas por estos delitos, otras 119 fueron dejadas en libertad mientras aguardan su proceso judicial y 25 aún esperan audiencia, según ha detallado la directora general contra la Delincuencia Organizada del Ministerio Público, Yuraima Gil.

   "El mayor número de personas detenidas se registra en el Zulia (occidente del país, fronterizo con Colombia), donde se contabilizan 477 detenidos", ha indicado este jueves la funcionaria venezolana, en declaraciones a una radio local.

   Como parte de su campaña por detener el tráfico de comida y combustible subsidiados a Colombia y algunas islas del Caribe, Maduro ordenó el pasado mes de agosto el cierre nocturno de la frontera entre Colombia y Venezuela. Asimismo, adelantó la puesta en marcha un sistema de detectores de huellas digitales que restringe la compra de productos escasos en supermercados estatales.

   Los opositores al mandatario socialista aseguran que el contrabando ha crecido en los últimos años debido a la colusión entre las Fuerzas Armadas de Venezuela y los contrabandistas.

   Algunos economistas afirman que la gran disparidad de precios de los bienes en Venezuela y sus países vecinos implica que es poco probable que las más recientes medidas tengan un impacto de largo plazo en el problema del contrabando.

   Los subsidios a los productos, que comenzaron a ser aplicados durante los 14 años del fallecido presidente Hugo Chávez en el poder, son populares entre los venezolanos de bajos ingresos.

   Desde hace dos semanas, la autoridades implementaron un sistema de identificación dactilar para registrar a los venezolanos que van a los supermercados con el objetivo de limitar sus compras. El Gobierno ha afirmado este jueves que "los resultados son excelentes".

   "Con el sistema se lograron reducir las colas para la adquisición de productos (...) se garantiza la permanencia de los productos regulados en los anaqueles", ha asegurado el ministro de Alimentación, Yván Gil. El plan se está implementando poco a poco en la red estatal, que suele recibir las visitas de los consumidores más pobres.