9 de febrero de 2020

Venezuela centrará la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso

Podemos prepara preguntas para que se luzcan sus ministras, y el PP obvia a Carmen Calvo y prefiere preguntar ahora a Pablo Iglesias

Venezuela centrará la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso
La cita de Ábalos y la vicepresidenta de Venezuela centra el primer control al G - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El polémico encuentro entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, centrarán este miércoles la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso de esta legislatura, con preguntas no sólo para el presidente Pedro Sánchez y el ministro afectado, sino también para la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El grueso de los interrogantes registrados por el PP, Vox y Ciudadanos para ese Pleno versan sobre esa reunión que Ábalos y Rodríguez mantuvieron en el aeropuerto de Barajas la madrugada del 19 al 20 de enero, un asunto que los 'populares' podrían utilizar la siguiente semana para intentar que la Cámara repruebe al también 'número tres' del PSOE.

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha elegido este tema para la que será su primera pregunta al presidente en una sesión de control. "¿Se reunió el ministro de Transportes con la vicepresidenta de Venezuela en el Aeropuerto de Madrid-Barajas y fuera del avión por instrucciones expresas del presidente de Gobierno?", reza su interrogante.

Por su parte, Ábalos es el destinatario de otra batería de cuestiones del PP y de Ciudadanos, quienes intentarán que explique "las distintas versiones" que ha dado sobre ese encuentro y aclare si entre ellas "hay alguna verdadera".

¿CÓMO ES ESO DE QUE NO LE VA A ECHAR "NADIE"?

Además, el PP recoge una airada respuesta de Ábalos en plena polémica por esa cita en Barajas, cuando el pasado 25 de enero proclamó que "nadie" le iba a echar del Gobierno, para preguntar tanto a él como al titular de Interior por el significado de dicha afirmación. "En términos democráticos, ¿qué implica decir: 'Yo he venido para quedarme y no me echa nadie'? ¿Y quién, exactamente, es nadie?", rezan ambos preguntas.

La diputada malagueña del PP Carolina España, de su lado, ha optado por tirar de ironía para pedir cuentas a la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, por la "transparencia informativa" con la que el Ejecutivo a afrontado el "affaire Delcy Rodríguez".

El presidente del PP, Pablo Casado, también podría tocar la polémica entrevista con la mandataria venezolana en su primer rifirrafe de la legislatura con Sánchez, al que preguntará si está "dispuesto a respetar el Estado de Derecho". Una pregunta que le podría dar pie para hablar sobre la situación en Cataluña, sobre todo a raíz del encuentro de Pedro Sánchez con Quim Torra, que según el PP ya no debería ser presidente de la Generalitat al estar inhabilitado como diputado del Parlament.

Lo que no se verá, al menos en esta primera sesión plenaria, será el duelo entre la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y la portavoz parlamentaria del PP, Cayetana Álvarez de Toledo. De los cuatro vicepresidentes a los que puede dirigir sus preguntas, el PP ha elegido para este Pleno al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, al que pedirá que le explique cómo va a coordinar las políticas de la Agenda 2030, al que le interpelará, en esta ocasión, el secretario general del partido, Teodoro García Egea.

Además de sus preguntas sobre Venezuela, el PP forzará también un debate sobre el tema a través de una interpelación que lleva la firma de su portavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo. Tras el 'cuerpo a cuerpo' que ésta quiere tener con el número tres del PSOE, el PP podrá presentar una moción y someterla a votación la semana siguiente en el Pleno, una iniciativa con la que podría promover la reprobación del ministro por su encuentro con Rodríguez.

ERC NO PREGUNTA SOBRE CATALUÑA

Pero también Cataluña aparecerá en el Pleno del miércoles con la pregunta que la portavoz parlamentaria de Junts, Laura Borràs, dirige al Gobierno, a quien pedirá que aclare si piensa derogar el decreto ley contra la 'república digital' catalana.

Quien ha renunciado a hacer una pregunta específica sobre Cataluña ha sido Esquerra Republicana (ERC). En concreto, su portavoz, Gabriel Rufián, demandará al Ejecutivo que dé cuenta de las actuaciones que tiene previsto adoptar "para frenar el auge del fascismo en el Estado".

Al igual que en la pasada legislatura, el PSOE ha renunciado a las preguntas que les corresponde realizar al Gobierno en cada sesión de control, pero no así Unidas Podemos, su socio de Ejecutivo, que dirige dos interrogantes a sus ministras Irene Montero y Yolanda Díaz puedan publicitar sus medidas al frente de Igualdad y Trabajo, respectivamente.

A este tipo de preguntas se las denomina 'florero', pues no buscan el control al Gobierno, sino que los diputados del grupo que apoya al Ejecutivo las plantean para que sus compañeros ministros puedan 'vender' mejor sus medidas. Eran muy habituales hasta 2004, cuando el socialista José Luis Rodríguez Zapatero dio órdenes a los suyos para que dejaran de hacerlas. Desde entonces el grupo mayoritario mantiene el cupo de preguntas, pero apenas las usa.