6 de enero de 2006

Venezuela.- Chávez amenaza con nacionalizar las procesadoras de café y descarta un aumento de su precio

CARACAS, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente venezolano, Hugo Chávez, amenazó hoy con nacionalizar las industrias procesadoras de café y descartó categóricamente un aumento del precio de producto para los consumidores, tras asegurar que las escasez de algunos productos es responsabilidad de sectores "que manipulan, que monopolizan y que si el gobierno no los complace aumentando los precios como a ellos les de su gana, acaparan".

"Si no lo venden se lo quitamos, ese café no es de ellos, es del país", aseveró Chávez en medio de un discurso en la notificación del inicio de sesiones del Parlamento. "Habrá que pagarles lo que cueste realmente el café y por eso pido (...) leyes inexorables", agregó.

El mandatario hizo estas afirmaciones aún después de admitir que aprobó un aumento "justo" y "apreciable" del precio del café verde que compran las torrefactoras, informó el diario 'El Universal'.

Chávez aseguró que han "conseguido mucho café verde que lo tienen acaparado (...) y (los industriales) están esperando que yo les incremente el precio: Mí! que les voy a incrementar el precio, no se los voy a incrementar ", dijo en medio de las risas de sus colaboradores y de los diputados de la Asamblea Nacional.

Ante la posición del algunas empresas que anunciaron que no procesarán más café hasta que haya un ajuste del precio, señaló que "si ellos no quieren tostar el café en la torrefactora que tienen, les quitamos la torrefactora también, nacionalizamos la torrefactora".

El dirigente instó al Ministro de la Defensa y alos generales de la Guardia Naiconal y del Ejército a que "vayan hasta pr el último kilo de café, hasta por el último alimento acaparado" y a los ministros de Alimentación y de Agricultura "a venderlo en las calles, en los mercados populares a los precios regulados".

"Aquí tiene que cumplirse la ley, por encima de cualquier circunstancia tiene que cumplirse la ley porque si no, es que no podemos y yo no llegué aquí para ser un muñeco pintado en la pared", indicó.