23 de enero de 2006

Venezuela.- Chávez asegura que "no apoyará abiertamente a Humala" y califica a Flores de "candidata de la oligarquía"

LA PAZ, 23 Ene. (EP/AP) -

El presidente venezolano, Hugo Chávez, indicó este domingo que "no puede apoyar abiertamente" al candidato a la presidencia de Perú Ollanta Humala, y volvió a calificar como "candidata de la oligarquía" a la rival de Humala, Lourdes Flores.

El mandatario aseguró además que no tiene ningún problema con el presidente peruano Alejandro Toledo. "Yo no puedo apoyar abiertamente a Ollanta Humala, él es mi amigo", afirmó el gobernante a la prensa a su salida del palacio de Gobierno de Bolivia.

Chávez fue una de las mayores atracciones en la toma de posesión del presidente de Bolivia, donde asumió el poder el líder cocalero Evo Morales, el primer presidente indígena del país.

El presidente venezolano afirmó que Humala es su "amigo" pero indicó que no puede expresar su respaldo, "porque si lo apoyo, abiertamente, ahí sí estaría inmiscuyéndome en las cosas internas del Perú".

Asimismo, admitió que a Humala, un ex teniente coronel del Ejército que encabeza las preferencias electorales de Perú junto con la derechista Lourdes Flores, lo había visto tan solo una vez, en Caracas.

"Ella es candidata de la oligarquía, tiene derecho a ser la candidata de la oligarquía, y a lo mejor es la candidata de otros sectores, pero nadie me puede negar que es la candidata de la oligarquía, esa no es una falta de respeto, es la verdad", precisó Chávez refiriéndose a Flores.

Asimismo, Chávez lamentó que Flores haya dicho que él "metió la bota" en Bolivia, al inmiscuirse en la política boliviana al apoyar al actual presidente Evo Morales.

"Espero que ella rectifique, porque ha sido una falta de respeto con millones, y es una falta de madurez política increíble", aseguró el presidente de Venezuela. "La señora Flores quiere ser presidenta de Perú, y así comienza con los presidentes", indicó.

Al referirse de las comentadas tensiones entre él y el presidente Alejandro Toledo, Chávez afirmó: "No quiero pelear con Toledo, él ya se va a ir del Gobierno".

"A pesar de que tenemos grandes diferencias en nuestra visión política y de modelo económico, nos tenemos confianza y afecto", explicó, y aseguró: "yo no tengo nada contra Toledo, menos contra el Perú".

Chávez indicó que no tuvo oportunidad de estrechar la mano de Toledo durante el cambio de mando boliviano, y aseveró que "si lo hubiera visto, le doy la mano igual, no tengo nada contra Toledo".