27 de abril de 2007

Venezuela.- Chávez tacha de "inmoral" a la CIDH y dice que pese a sus demandas no renovará la concesión al canal RCTV

CARACAS, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, calificó hoy de "inmoral" a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y aseguró que, pese a la denuncia interpuesta por este organismo en contra del Gobierno, mantendrán su decisión de no renovarle la licencia al canal Radio Caracas Televisión (RCTV).

"Lo menos que puedo decirle a esa Comisión Inmoral Interamericana de Derechos Humanos es que no tienen ninguna moral para estarnos acusando (porque ellos) son unos verdaderos inmorales, no todos sus miembros, pero sí la comisión en general", expresó Chávez durante una cadena de radio y televisión.

La CIDH presentó el pasado 12 de abril una demanda contra Venezuela por considerar que es responsable de las amenazas que han recibido los periodistas del canal privado 'Globovisión'. El pasado viernes, interpusieron una demanda similar pero que en este caso se refería a las agresiones en contra de los empleados de RCTV, televisora que el próximo 27 de mayo suspenderá sus transmisiones ante la resolución de Chávez de no renovarle la licencia.

A este respecto, el mandatario venezolano insistió que, a pesar de las solicitudes hechas por organismos internacionales para que reconsidere la medida, la señal de Radio Caracas será "liberada" aunque se "quejen y lloren" porque "con la moral de Venezuela no podrán".

Así, Chávez justificó nuevamente esta decisión alegando que RCTV es el "ejemplo de las violaciones más flagrantes de la libertad de pensamiento" por haber apoyado el golpe de Estado en su contra en abril de 2002. "Me acusan a mí de ser un tirano y al Estado de que se violan las libertades pero son ellos los violadores", manifestó.

También fustigó a la CIDH --institución perteneciente a la Organización de Estados Americanos (OEA)-- por haber apoyado este golpe de Estado y por no haber respondido a las demandas que el Gobierno venezolano hizo en su momento sobre los incidentes suscitados durante los tres días de ausencia de Chávez en el poder.

"La CIDH es la misma que apoyó el golpe de Estado y que nunca respondió a las denuncias que llegaron allá de las violaciones a los derechos humanos que aquí ocurrieron", subrayó.

Chávez aprovechó la ocasión para criticar la gestión de algunos medios de comunicación social, en especial, a las "televisoras del extremismo de la derecha antinacional" que critican el hecho de que se utilice el gentilicio "bolivariano" y la frase "patria, socialismo o muerte" en algunas instituciones del Estado.